Cambiando vidas a través de la música: Juan Diego Flórez ofrece un futuro a los niños de Perú

Cambiando vidas a través de la música: Juan Diego Flórez ofrece un futuro a los niños de Perú
Derechos de autor  euronews
Por Katharina Rabillon

Juan Diego Flórez, astro peruano de la música, tuvo un sueño: cambiar las vidas de los jóvenes desfavorecidos de su país a través del poder de la música. Un suelo hecho realidad para el astro peruano de la ópera con la fundación de 'Sinfonía por el Perú'. Un 'milagro musical' que ofrece a muchos menores una nueva vida repleta de valores y de enseñanzas por medio de notas y melodías, la música que da luz al oscuro pasado de muchos niños y llena de sonido, color y brillo su esperanzador y prometedor futuro.

"Tenía un sueño. Tenía el sueño de ayudar a los niños y niñas desfavorecidos de Perú", indica Juan Diego Flórez.

Cambiar la vida de los niños de Perú: esta es la misión del mundialmente conocido tenor.

"Estamos bastante nerviosos, pero a la vez emocionados por este concierto", afirma la flautista Diana Espinoza.

"Estoy muy emocionada y agradecida por estar aquí, y compartir la música con todos mis amigos, mi familia: Sinfonía por el Perú", señala la contrabajista Nicole Revoredo.

"Me siento súper, pero superemocionado, por estar aquí. Es uno de los mejores teatros del mundo, uno de los mejores lugares para poder hacer música", indica Gabriel Vera Correa, joven músico que toca la viola. 

Son músicos del programa de educación musical ‘Sinfonía por el Perú’, y se han embarcado en un extraordinario viaje desde Lima a Salzburgo.

Gabriel vive en Lima. La vida no siempre ha sido fácil para este joven de 15 años, pero la música le ha concedido un propósito.

"En el colegio le hacían bullying, porque este... bueno... fue chiquito, gordito. Había niños que le botaban la mochila a la basura. Soy su fan número uno", declara Nelly Mercedes Vera Correa, madre de Gabriel Vera Correa.

"Siempre me gustó la música y siempre estuve interesado en aprender, ya sea un instrumento, cantar... En ese momento estaba pensado en entrar a violín y conocí la viola, y me enamoré de ese instrumento", explica Gabriel Vera Correa.

Andrea Büring
Gabriel Vera Correa ensaya mientras es grabado por los técnicos del equipo de Euronews.Andrea Büring

"La música lo ayudó a él, a perder el miedo, a sentirse más seguro de él, a sentir que lo que él quería lograr... lo iba a lograr", añade Nelly Mercedes Vera Correa, madre de Gabriel.

"Bueno... mi momento favorito con esto de Sinfonía es cuando... Es porque me hace sentir feliz en sí. Me hace sentir agradecido con la vida porque aprendí a tocar un instrumento", señala el joven músico Gabriel Vera Correa.

Gabriel forma parte de la iniciativa de educación musical ‘Sinfonía por el Perú’, fundada por el legendario tenor peruano Juan Diego Flórez. 

Este programa ofrece a los niños más desfavorecidos de Perú la posibilidad de aprender a tocar un instrumento o cantar en un coro.

"Cuando decidí crear ‘Sinfonía por el Perú’ tenía un sueño. Tenía el sueño de ayudar a los niños y niñas desfavorecidos de Perú a encontrar un espacio donde se sientan seguros, donde puedan desarrollarse, donde puedan encontrar educación, donde puedan obtener valores para la vida", explica Juan Diego Flórez, fundador y presidente del proyecto 'Sinfonía por el Perú'.

"¿Cómo ha hecho usted para poder ser músico profesional?", pregunta Gabriel al astro de la música.

"Mucho esfuerzo, mucha suerte y perseverancia. Esas tres cosas", le responde Juan Diego Flórez.

"Entiendo que ahora ustedes son jóvenes, y quieren seguir y tener un título también. ¿Eso es verdad?", quiere saber el fundador y presidente de 'Sinfonía por el Perú'.

"Sí, es verdad", confirma el joven músico.

"Antes de entender que la música puede cambiar la sociedad, para mí la música era ir al teatro, cantar, y que todo el mundo aplaudiera. Y... ¡Eso es genial! Pero ahora veo la música como una forma de cambiar el mundo, como una forma de mejorar la sociedad, como una forma de crear un mundo mejor", indica Juan Diego Flórez.

El famoso tenor visita con frecuencia su país natal, donde casi tiene el estatus de ‘estrella del rock’. 05:09

Miles de niños de todo Perú practican regularmente, durante horas cada día, en una de las numerosas escuelas de música llamadas ‘núcleos’, que ha creado el programa.

"¿El efecto de ‘Sinfonía’? ¡Es grandioso! ¡Es maravilloso! En los chicos el efecto abarca lo que es el comportamiento. Lo conductual abarca su desarrollo integral, no solamente en la música, sino también abarca a la familia. Impacta en la familia, impacta en la sociedad", declara Luis Castillo, coordinador de los núcleos y profesor de música del proyecto 'Sinfonía por el Perú'.

Andrea Büring
El tenor Juan Diego Flórez en un ensayo con los jóvenes músicos del programa 'Sinfonía por el Perú'.Andrea Büring

Investigaciones recientes también demuestran que el programa ha aumentado significativamente la creatividad, la confianza en sí mismo y el éxito académico. Así, lo llaman '#EfectoSinfonía'. 

"El primer estudio tuvo resultados sorprendentes. La preponderancia del ‘trabajo infantil’ se redujo en un 90 %. Por supuesto, porque estaban en los ‘núcleos’ creando música juntos. Sus padres eran menos violentos con ellos. El resultado que más me llamó la atención fue que querían continuar con los estudios universitarios", afirma Juan Diego Flórez, fundador y presidente del proyecto 'Sinfonía por el Perú'.

Diana es una de las adolescentes que están pasando al siguiente nivel. La joven de 18 años está realizando su posgrado en la Universidad Nacional de Música, en Lima. Mirando hacia el pasado, valora las importantes lecciones de vida que aprendió en ‘Sinfonía’.

"El trabajo en equipo me ayudó con la responsabilidad, con saber que tengo que tener un cierto horario o tener una organización en mi vida. Luego, me descubrió una pasión que es a la que ahora me quiero dedicar, a lo que quiero hacer durante toda mi vida, que es la música, tocar en orquestas, y ser música profesional", señala la flautista Diana Espinoza.

Diana también forma parte de la ‘Orquesta Juvenil Sinfonía por el Perú’, donde solamente los mejores de las distintas escuelas de música llegan a tocar.

"Lo que más me gusta y lo que más disfruto es tocar con mis amigos y hacer lo que nos apasiona. Tocar sinfonías juntos, gozar de las melodías juntos... Eso es lo que más me gusta", añade Diana Espinoza.

Un sueño hecho realidad: Juan Diego Flórez lleva a la orquesta a un viaje extraordinario al festival de música clásica más importante.

"Es un sentimiento fantástico estar cerca de los chicos de ‘Sinfonía por el Perú’, de la orquesta juvenil, para trabajar con ellos y ensayar muy duro con ellos para la gira que estamos realizando en Europa; especialmente para el Festival de Salzburgo. Estoy muy feliz, estoy muy feliz por estar cerca de ellos. Es realmente increíble, de verdad", declara Juan Diego Flórez.

El concierto en el Gran Teatro Nacional de Lima es la última gran prueba antes de comenzar la aventura.

"El concierto de Salzburgo es muy importante para la orquesta, porque es la primera vez que viajan realmente como una orquesta completa", añade el astro peruano de la música.

"Estoy feliz por ir a Salzburgo, y ahora estoy emocionado, este... al pensar que voy a estar allá con mucha más gente a la que le gusta lo que yo hago", afirma Gabriel Vera Correa, joven músico que toca la viola en la 'Orquesta Juvenil de Sinfonía por el Perú'.

"Saber que Mozart estuvo ahí, y saber que esa es la cuna de la música, y que yo voy a poder estar ahí, caminando por esas calles... Es una emoción que no sé cómo describir, no tengo palabras", señala la flautista Diana Espinoza.

Para muchos de los músicos esta es su primera vez en Europa.

"Estoy muy contento y agradecido. Esto es como un sueño que a todos los niños de ‘Sinfonía por el Perú’ les gustaría vivir, y nosotros los representamos a todos", explica el violinista Diego Manrique.

"No solamente estamos representando a los 5 000 niños de ‘Sinfonía por el Perú’, sino a todo el Perú, demostrando que el Perú tiene talento", declara la contrabajista Nicole Revoredo.

"Cuando tocan en una orquesta, se sienten como: ¡Oh, soy alguien, soy reconocido! Imagínense a estos niños ahora. Dicen: ¡Sí, lo logramos! ¡Nada es imposible!", señala Juan Diego Flórez.

¿Cómo afrontarán Diana y los demás jóvenes la presión de actuar en el legendario Festival de Salzburgo? Descúbralo en el próximo episodio de nuestro programa Música.

Editor de vídeo • Francois Rudolf

Fuentes adicionales • Camera: Fabian Welther, Sebastian Wunderlich, Sebastian Richter, Rodrigo Galdos, Jose Vidaurre