This content is not available in your region

La inestimable ayuda de las marismas en la lucha contra el cambio climático

La inestimable ayuda de las marismas en la lucha contra el cambio climático
Derechos de autor  euronews   -  
Por Jeremy Wilks  & Euronews

De la mano de Jeremy Wilks, Climate Now les ofrece cada mes la información sobre lo que, realmente, está ocurriendo en nuestro planeta. En este episodio, el equipo de Euronews viaja a Venecia, donde el periodista se pregunta en qué medida pueden ayudarnos los humedales a combatir el cambio climático.

"Creo que se subestima el papel de las marismas. Tenemos que dejar claro que son un inestimable recurso y que es fundamental preservarlas", explica Andrea D'Alpaos, profesor de Hidrología de la Universidad de Padua.

Euronews
A nivel mundial, en enero de 2022, las temperaturas se situaron 0,3 grados centígrados por encima de la media correspondiente al período 1991-2020.Euronews

Antes de comenzar el reportaje, el reportero analiza los últimos datos del Servicio de Cambio Climático de Copernicus; datos que, en este caso, corresponden al mes de enero de 2022.

A nivel mundial, las temperaturas se situaron el mes pasado 0,3 grados centígrados por encima de la media de 1991-2020. Hubo algunas zonas del planeta en las que se registraron elevadas temperaturas.

Servicio de Cambio Climático Copernicus implementado por ECMWF.
Anomalía de la temperatura en enero de 2022, con respecto al período de referencia 1991-2020.Servicio de Cambio Climático Copernicus implementado por ECMWF.

Lugares que se pueden ver, señalados en rojo, en este mapa. En Argentina, la ola de calor en curso hizo que el país estableciera 75 nuevas plusmarcas de temperaturas máximas para el mes de enero.

El este de Canadá y Estados Unidos registraron días más fríos, con respecto a la media. En muchos lugares de Rusia, como la península de Kamchatka, el mes pasado resultó mucho más cálido de lo normal.

Servicio de Cambio Climático Copernicus implementado por ECMWF.
Anomalía de la temperatura registrada en enero de 2022, con respecto al período de referencia 1991-2020.Servicio de Cambio Climático Copernicus implementado por ECMWF.

Si nos centramos en Europa, a mediados de mes, Oslo alcanzó un máximo histórico para enero de 12,5 grados centígrados. En la mayor parte de Francia, y en algunas zonas de España, hizo más frío.

Servicio de Cambio Climático Copernicus implementado por ECMWF.
Anomalía de la humedad del suelo en enero de 2022, con respecto al período de referencia 1991-2020.Servicio de Cambio Climático Copernicus implementado por ECMWF.

Siguiendo con España, cabe destacar que la península ibérica sigue acusando la falta de precipitaciones. Este gráfico muestra la anomalía de la humedad del suelo para el mes de enero; continúa con la tendencia de los últimos cuatro meses.

"Vayamos con nuestro reportaje", indica Jeremy Wilks. "Viajamos a la laguna de Venecia para descubrir el crucial papel de los humedales en la lucha contra el cambio climático", explica el periodista.

Estas marismas son refugios de biodiversidad y actúan como barreras naturales contra las tormentas. Pero, además, nos intriga que también pueden absorber CO₂ de la atmósfera 50 veces más rápido que un bosque tropical.

Actualmente, la extensión de la marisma de Venecia es de 43 kilómetros cuadrados, lo que le permite absorber el 25 % del CO₂ procedente del tráfico marítimo de la zona. Hace doscientos años, la extensión de la marisma era de 180 kilómetros cuadrados, lo que habría bastado para compensar todo el tráfico de embarcaciones en Venecia, si todavía la conservásemos hoy. Los humedales se han degradado por la falta de limo y sedimentos, además de la erosión. Todo ello, está vinculado a los fenómenos naturales y a las acciones y actividades humanas.

Cabe mencionar que esta investigación se realizó dentro del Programa de Investigación Venezia 2021, con la contribución de la Administración para las Obras Públicas del Veneto, Trentino Alto Adige y Friuli Venezia Giulia, proporcionada a través del concesionario del Estado Consorzio Venezia Nuova y coordinada por CORILA.

Junto a los científicos, el reportero sale desde la Plaza de San Marcos en una misión hacia las marismas de la laguna de Venecia. Según el profesor Andrea d'Alpaos, estos vulnerables ecosistemas deben ser mejor valorados y protegidos.

"No se conoce el gran potencial de estos sistemas para poder almacenar carbono orgánico y ayudar a combatir el cambio climático", afirma Andrea D'Alpaos, profesor de Hidrología de la Universidad de Padua.

Ese potencial del que habla se basa en un proceso relativamente sencillo. En primer lugar, las plantas capturan el CO₂ de la atmósfera, a medida que crecen. Luego, quedan inundadas, de manera regular, debido a mareas ricas en sedimentos que entierran el follaje y las raíces en el fango. Aquí se puede ver literalmente el proceso de absorción de CO₂ en la laguna.

"En la parte más alta de la muestra extraída podemos distinguir varios elementos que incluyen raíces pequeñas y grandes como la que acabamos de cortar. También hay muchos otros fragmentos vegetales muy pequeños como hojas o trozos de restos vegetales que son los que realmente almacenan dióxido de carbono en el sedimento", señala Massimiliano Ghinassi, profesor de Sedimentología de la Universidad de Padua.

En los laboratorios de la Universidad de Padua, los científicos pueden calcular la cantidad de CO₂ almacenada en las distintas zonas de los humedales, e incluso determinar su origen. Así, han descubierto que hay una gran variedad de niveles de almacenamiento de CO₂ en toda la laguna de Venecia.

"Hemos obtenido un valor medio de unas 270 toneladas por kilómetro cuadrado al año. Sin embargo, la variabilidad es bastante alta, oscilando entre un mínimo de unas 50 toneladas por kilómetro cuadrado al año y un máximo de más de 500 toneladas por kilómetro cuadrado al año", explica Alice Puppin, estudiante que prepara su doctorado en la Universidad de Padua.

Los resultados del laboratorio se utilizarán para determinar exactamente qué tipos de plantas, suelos y condiciones ambientales son los mejores para la absorción del carbono. Entretanto, hay que preservar los humedales.

"Tenemos que protegerlos de la erosión de sus orillas. Además, tenemos que intentar ayudarles en su crecimiento vertical poniendo a su disposición sedimentos que puedan asentarse en la superficie de las marismas, y que puedan ayudarles a crecer verticalmente. Y que, al mismo tiempo, sean capaces de sepultar la materia orgánica y almacenarla durante cientos, o miles de años", indica Andrea D'Alpaos, profesor de Hidrología de la Universidad de Padua.

"Una última cifra para subrayar la importancia de las marismas. Los 43 kilómetros cuadrados de humedal de la laguna de Venecia pueden retener una cuarta parte del total de las emisiones anuales del tráfico marítimo en Venecia", concluye el periodista de Euronews, Jeremy Wilks.

Más información sobre las noticias relacionadas con el cambio climático en la página web de Euronews: euronews.com/climatenow.