This content is not available in your region

España y Países Bajos cierran una sorprendente alianza para la reforma fiscal de la UE

Access to the comments Comentarios
Por Jorge Liboreiro
Pedro Sánchez y Mark Rutte
Pedro Sánchez y Mark Rutte   -   Derechos de autor  BART MAAT/AFP   -  

España y Países Bajos, dos países habitualmente enfrentados en materia de gasto público, han cerrado una sorprendente alianza para reformar las normas fiscales de la UE.

Las normas, conocidas como Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC), obligan a los Estados miembros a aplicar políticas financieras que mantengan su déficit presupuestario por debajo del 3% y la deuda pública por debajo del 60% del PIB.

El PEC ha sido objeto de numerosas críticas por su complejidad, su aplicación sesgada y su cumplimiento irregular. La UE decidió suspender las normas en marzo de 2020 para combatir las secuelas de la pandemia e inyectar un generoso apoyo fiscal en la economía.** Los Estados miembros están ahora inmersos en un debate para reformar el PEC antes de que se reactive en 2023.**

En un movimiento inesperado, España y Países Bajos han presentado un documento oficioso conjunto para influir en las discusiones. Aunque no introducen cambios en los objetivos del 3% y el 60%, sugieren un ritmo "gradual pero ambicioso" para reducir la deuda, la cuestión clave sobre la mesa.

Los dos países creen que las normas serán más fáciles de cumplir si se "faculta" a los gobiernos para que elaboren sus propios planes fiscales teniendo en cuenta las necesidades y características nacionales.

"No perdamos energía y tiempo en diferencias superficiales. Centrémonos en los puntos comunes", dijo Sigrid Kaag, ministra neerlandesa de Finanzas, en una rueda de prensa junto a su homóloga española Nadia Calviño.

Kaag y Calviño insistieron en que el nuevo marco fiscal debe ser "simple", "transparente", "creíble" y "realista", y tratar a todos los Estados miembros por igual. Dijeron que el PEC debe preparar a la UE para el próximo choque económico y promover una mayor inversión en las transiciones verde y digital.La Comisión Europea ha calculado que estos cambios requerirán cerca de 650.000 millones de euros en inversiones anuales hasta 2030.

Vea el vídeo explicativo de arriba para saber más sobre la propuesta hispano-holandesa.