This content is not available in your region

Alarma entre los kurdos por las concesiones nórdicas a Turquía

Access to the comments Comentarios
Por Efi Koutsokosta  & Ana Lázaro
euronews_icons_loading
Pro Kurdish activist wave a Kurdistan Workers Party, PKK, flag
Pro Kurdish activist wave a Kurdistan Workers Party, PKK, flag   -   Derechos de autor  Andrew Medichini/The Associated Press

Lo que muchos celebran, causa miedo entre la comunidad kurda. Suecia y Finlandia entraran en la OTAN. Pero para ello Turquía tuvó que levantar su veto. Los tres países firmaron un memorando de entendimiento que preocupa a los kurdos. Creen que los dos estados nórdicos han hecho demasiadas concesiones a Ankara.

Pero, en declaraciones a Euronews, el ministro de Asuntos Exteriores de Finlandia, Pekka Haavisto, ha intentado ser tranquilizador. "En Finlandia no vamos a cambiar nuestra legislación. Suecia no está cambiando su legislación. Estamos de acuerdo en una cierta cooperación entre nuestras autoridades y demás, pero estamos siguiendo nuestras propias leyes en materia de derechos humanos, en materia de exportación de armas y demás. Y no creo que este tipo de cooperación reforzada entre las autoridades sea algo malo", ha asegurado.

El memorando se compromete a que los dos países aborden las solicitudes de extradición de Turquía de sospechosos de terrorismo que tienen pendientes y que conciernen a activistas kurdos. Finlandia dice que no hay casos pendientes.

Y los aliados de la OTAN confían en ello. "Suecia y Finlandia son socios democráticos fiables que han sido faros en lo que respecta a los derechos humanos y el Estado de Derecho. Así que confío plenamente en que no sacrificarán los principios básicos que tanto han defendido en los años anteriores. Creo que han encontrado una redacción y unas decisiones que siguen manteniendo su posición de principios, pero que nos permiten adherirnos a lo que pedía Turquía", ha explicado el ministro de Exteriores de Lituania, Gabrielius Landsbergis.

Mediante el memorando, Estocolmo y Helsinki han confirmado que el PKK kurdo es una organización proscrita y también que "no prestarán apoyo" a los grupos que actúan en Siria.

También afirman que no hay embargos nacionales de armas en relación con las ventas a Turquía.