This content is not available in your region

La crisis energética será el foco de la presidencia checa de la UE

Access to the comments Comentarios
Por Sandor Zsiros
euronews_icons_loading
Verá Jourová durante su entrevista.
Verá Jourová durante su entrevista.   -   Derechos de autor  Euronews

Con el inicio del mes de julio empieza la presidencia rotatoria de la República Checa del Consejo de la UE. Uno de los primeros actos ha sido el encuentro entre la presidencia checa y el colegio de comisarios europeo en Litomysl. Allí se ha debatidp la agenda de los próximos 6 meses.

El principal objetivo de la presidencia rotatoria checa es reforzar la independencia de Europa y ayudar a Ucrania. Y ofrecer una política energética que garantice precios asequibles para los ciudadanos. "Los precios de la energía están asfixiando nuestra economía, causan problemas a nuestros ciudadanos, hacen que nuestros ciudadanos estén preocupados. Esta es nuestro mayor trabajo para los próximos meses", ha defendido el primer ministro checo, Petr Fiala.

La Comisión Europea respalda el objetivo de Praga de proporcionar energía asequible. La checa Vera Jourová, vicepresidenta de la Comisión Europea, ha explicado a Euronews que las recientes medidas de la UE están ejerciendo mucha presión sobre la población y que eso debe cambiar.

"Tendremos que tomar las decisiones adecuadas para no perjudicarnos más de lo que a Rusia las sanciones. Y tenemos que mantenernos unidos y reaccionar con determinación ante la agresión y al mismo tiempo aplicar una política y unas decisiones razonables y bien pensadas que alivien la situación de los europeos, porque de hecho ahora queremos quizás demasiado de la gente", ha explicado Jourová.

La Comisión Europea está elaborando un plan de contingencia para hacer frente a la escasez de gas en caso de que Rusia corte los suministros. Según Bruselas, los depósitos de gas de la zona están, de media, llenos hasta el 53%. Ursula von der Leyen ha destacado que en el futuro los Veintisiete podría gastar hasta 300.000 millones de euros para afrontar la transición energética y gestionar la desconexión de los proveedores rusos.