This content is not available in your region

VIDEO: Entra en vigor el embargo de carbón ruso de la UE

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
Mineros polacos asisten a una protesta para exigir a Alemania que deje de importar carbón, petróleo y gas rusos frente a la embajada alemana en Varsovia, 24/03/2022
Mineros polacos asisten a una protesta para exigir a Alemania que deje de importar carbón, petróleo y gas rusos frente a la embajada alemana en Varsovia, 24/03/2022   -   Derechos de autor  AP Photo/Czarek Sokolowski

Las sanciones de la Unión Europea al carbón ruso han entrado en vigor.

La prohibición de importar todo tipo de carbón ruso se acordó en abril como parte del quinto paquete de sanciones contra Rusia, y el 10 de agosto se marcó el final del periodo de reducción de las importaciones.

El carbón fue la primera fuente de energía rusa en ser sancionada por la UE, ya que en junio se aprobó un embargo sobre el petróleo ruso transportado por mar en el marco de la sexta ronda de sanciones, que entrará en vigor a finales de año.

Los Estados miembros de la UE gastan mucho más en petróleo y gas rusos -este último no ha sido sancionado- que en carbón. Según la Comisión, el embargo del carbón supondrá una pérdida de ingresos de unos 8.000 millones de euros para Rusia, mientras que los datos del Foro Económico Mundial muestran que el bloque de los 27 gastó 99.000 millones de euros en importaciones energéticas rusas el año pasado.

Un rastreador de Beyond Coal calcula que la UE desembolsó más de 45.000 millones de euros y 32.000 millones de euros en petróleo y gas rusos, respectivamente, entre el 24 de febrero, cuando Moscú lanzó su guerra contra Ucrania, y el 10 de agosto. Mientras tanto, gastó 2.800 millones de euros en carbón ruso.

Sin embargo, la crisis energética que afecta a Europa hace que algunos Estados miembros, como Alemania, Austria y los Países Bajos, hayan recurrido al carbón para ahorrar y almacenar gas antes del invierno.

Esto podría repercutir en su capacidad para respetar la Ley Europea del Clima, que establece el objetivo intermedio de reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero en al menos un 55% para 2030, en comparación con los niveles de 1990, para llegar a la neutralidad del carbono en 2050.

Sólo 10 Estados miembros de la UE estaban libres de carbón a partir de 2021, y todos ellos tienen diferentes objetivos para abandonar completamente el carbón. Se espera que Polonia sea el último país en dejar de utilizar el carbón, ya que se ha fijado como fecha límite el año 2049.