This content is not available in your region

Elecciones en Italia: La UE tiene "herramientas" si la cosa se pone "difícil", dice von der Leyen

Access to the comments Comentarios
Por Jorge Liboreiro
La presidenta de la Comisión Europea se encuentra actualmente en Estados Unidos.
La presidenta de la Comisión Europea se encuentra actualmente en Estados Unidos.   -   Derechos de autor  Evan Vucci/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved   -  

La Comisión Europea está dispuesta a trabajar con cualquier gobierno democrático del bloque, pero tiene las "herramientas" necesarias si las cosas van en una "dirección difícil", ha dicho su presidenta Ursula von der Leyen en respuesta a una pregunta sobre las próximas elecciones en Italia.

Los últimos sondeos disponibles sugieren que una coalición de tres partidos de derechas, liderada por Hermanos de Italia (FDI), un partido euroescéptico que hunde sus raíces directamente en un movimiento neofascista, está preparada para hacerse con la mayoría de los escaños. La líder de FDI, Giorgia Meloni, que ha arremetido repetidamente contra lo que denomina burócratas de Bruselas y grupos de presión LGBT, se perfila como la primera primera ministra del país.

Los esperados comicios italianos llegan poco después de unas reñidas elecciones en Suecia, en las que aumentado el apoyo a los ultraderechistas Demócratas de Suecia. La coincidencia de acontecimientos ha hecho saltar las alarmas en Bruselas, que lleva años tratando de frenar el retroceso democrático.

"La democracia es un constante trabajo en progreso. Nunca se acaba, nunca es segura. Es una cuestión de cómo la gente defiende la democracia", ha defendido la presidenta de la Comisión Europea en respuesta a una pregunta sobre si estaba preocupada por las elecciones italianas durante una sesión de preguntas y respuestas en la Universidad de Princeton, en Estados Unidos.

"Veremos el resultado de las elecciones. También se acaban de celebrar elecciones en Suecia. Mi planteamiento es que cualquier gobierno democrático que esté dispuesto a trabajar con nosotros, trabajaremos juntos", ha concluido la alemana. Von der Leyen ha insistido en que cuando los Jefes de Estado y de Gobierno participan en el Consejo Europeo se dan cuenta de que su "futuro y bienestar" depende de los otros 26 Estados miembros, lo que refleja la naturaleza de negociación y consenso que caracteriza la compleja toma de decisiones del bloque.

"Esa es la belleza de la democracia. A veces somos lentos. Hablamos mucho, lo sé. Pero eso también es la democracia", ha dicho von der Leyen. "Así que ya veremos. Si las cosas van en una dirección difícil -he hablado de Hungría y Polonia- tenemos herramientas", ha asegurado la presidenta.

En una pregunta anterior no relacionada con Italia, von der Leyen ha descrito a la Comisión Europea como la "guardiana" de los tratados de la UE y ha explicado cuales son los instrumentos de que dispone el Ejecutivo para corregir los incumplimientos legales.

El pasado domingo, la Comisión activó por primera vez un mecanismo presupuestario para congelar 7.500 millones de euros de fondos de la UE asignados a Hungría por los problemas de corrupción que arrastra desde hace tiempo.

Descontento en la derecha italiana

Durante su discurso de apertura en Princeton, von der Leyen ha hablado largo y tendido sobre el choque entre democracia y autocracia en el contexto de la invasión rusa de Ucrania. "En Europa, hemos aprendido que debemos trabajar siempre para mejorar la democracia, porque sabemos cómo de rápido y devastadoramente puede cambiar la historia", ha añadido la líder europea.

Von der Leyen, que pertenece al Partido Popular Europeo (PPE), no ha mostrado su preferencia por ninguno de los candidatos en la carrera italiana. Sin embargo, sus comentarios han provocado el enfurecimiento de la derecha italiana, que ha visto en su comentario sobre las "herramientas" un caso inoportuno de interferencia política.

"Arrogancia vergonzosa. Respetad el voto libre, democrático y soberano del pueblo italiano. Amigos de todos, servidores de ninguno", ha escrito en Twitter Matteo Salvini, líder de la Liga, uno de los miembros de la coalición.

Salvini ha anunciado que su grupo en el Parlamento Europeo pediría una moción de censura, un procedimiento que requiere el apoyo de una décima parte del hemiciclo para que se realice la votación y una mayoría de dos tercios para prosperar. "La señora representa a todos los europeos, su sueldo lo pagamos todos", ha diho Salvini. "Ha sido  una amenaza repugnante y arrogante".

Un portavoz de von der Leyen dijo el viernes que la presidenta "no interfirió de ninguna manera" en las elecciones italianas y que se limitó a explicar el papel de la Comisión en la defensa de la legislación comunitaria.