This content is not available in your region

Catar, una sede muy controvertida que anima a muchos aficionados a no ver el Mundial de fútbol

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
El Mundial de Catar tendrá lugar del 20 de noviembre al 18 de diciembre
El Mundial de Catar tendrá lugar del 20 de noviembre al 18 de diciembre   -   Derechos de autor  AP Photo   -  

A pocas semanas del inicio del Mundial de fútbol en Catar, un sinfín de establecimientos van preparándose, como cada cuatro años, para esta cita tan especial. En Bruselas, sin embargo, algunos han decidido no formar parte de lo que consideran más que una fiesta, un evento bochornoso.

Emmanuel Simonis es el propietario del Café Caberdouche, un popular bar que suele proyectar los partidos en pantalla gigante. Y en esta ocasión no encenderá el proyector, ni un solo día de campeonato. Son razones son muy claras:

"Fue realmente la acumulación de todo", explica Emmanuel, "desde la forma en que se adjudicó este Mundial, a los escándalos de corrupción, los escándalos de la construcción de los estadios, la elección del país... Además del absurdo total de estar en medio de una crisis energética en la que todo el mundo se pregunta cómo va a pagar la factura de la luz mientras ve un campeonato que tiene lugar en estadios con aire acondicionado en medio del desierto".

Emmanuel confirma que tanto su personal como sus clientes habituales también están de acuerdo, y asegura estar dispuesto a asumir el golpe financiero que pueda suponerle su valiente decisión. Otras ciudades como París y Lille también están planeando el boicot, descartando desde ya la habilitación de fan zones.

Controvertido desde el principio

Según la ONG Amnistía Internacional, en Catar hay 1,7 millones de trabajadores inmigrantes, muchos de ellos maltratados y explotados, viviendo en condiciones lamentables. El diario The Guardian asegura por su parte que 6.500 trabajadores han muerto durante la construcción de las infraestructuras de este Mundial.

Desde la subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo han sido aprobadas ya cuatro resoluciones de sensibilización al respecto.

"Toda la situación del Mundial de Catar es un desastre" denuncia la eurodiputada alemana de Los Verdes, Hannah Neumann. "La Copa del Mundo nunca debería haberse concedido a Catar, en primer lugar por la situación de los derechos humanos en la que se encuentra el país, porque no es una democracia, es un país altamente problemático".

Neumann reconoce que "desde entonces, hemos visto algunas mejoras para los derechos de los trabajadores inmigrantes, pero eso no devuelve a la vida a ninguno de los muertos durante los primeros años de construcción de los estadios. No me apetece ver los partidos, por mucho que me guste el fútbol".

Bruselas ha ejercido en lo posible presión sobre las autoridades cataríes con distintos encuentros sobre derechos humanos liderados por el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, pero lo cierto es que el balón está a punto de echar a rodar. La decisión de encender o no el televisor es, en efecto, de cada uno.