Bruselas pide congelar los fondos de Hungría hasta que proteja la independencia judicial

Access to the comments Comentarios
Por Lazlo Arato
El primer ministro de Hungría, Viktor Orban.
El primer ministro de Hungría, Viktor Orban.   -   Derechos de autor  AP Photo/Markus Schreiber

La Comisión Europea se ha puesto dura con Hungría. Bruselas ha propuesto congelar 7.500 millones de euros de los Fondos de Cohesión porque cree que el país no ha avanzado lo suficiente en sus reformas contra la corrupción.

El mismo día ha aprobado, después de muchos meses de bloqueo el Plan de Recuperación de Hungría. Pero ha suspendido los pagos, por valor de 5.800 millones de euros a menos que se demuestre que las reformas se aplican correctamente. En total, se congelan 13.000 millones de euros. "Desgraciadamente, Hungría no ha aplicado las medidas de corrección para que podamos decir que el riesgo que identificamos ha desaparecido. Por lo tanto, hemos concluido que mantenemos nuestra propuesta sobre las medidas de protección presupuestaria", ha asegurado el comisario europeo de Presupuesto, Johannes Hahn.

El fondo congelado sólo podrá desbloquearse si se cumplen 27 condiciones, desde el fortalecimiento del marco anticorrupción hasta la mejora de la independencia del poder judicial. A pesar de todas estas medidas, Budapest sigue confíando en que el dinero acabe llegando, aunque sea tarde. Ya que cree que Hungria cumplira con las condiciones. "Confío en que cumplamos nuestros compromisos restantes con la misma precisión y minuciosidad que hasta ahora y que podamos convencer en 2023 a la Comisión y al Consejo de que ya no es necesario mantener la suspensión", ha explicado Tibor Navracsics, ministro de Desarrollo Regional de Hungría.

La oposición húngara ha celebrado la propuesta y espera que los Estados miembros la aprueben pronto. "En los últimos diez años han llegado a Hungría miles de millones de euros, pero la sanidad está en peor situación que hace diez años, la educación está en peor situación, la competitividad del país no ha aumentado, porque todos estos fondos han ido a parar a tres o cuatro oligarcas. Ahora con esta decisión podemos detener este proceso", ha defendido la eurodiputada de los Socialdemócratas, Klara Dobrev.

Los ministros de Economía de la UE sólo necesitan una mayoría cualificada para aprobar el texto.

Pero se deberá encontrar el momento oportuno para la votación para tratar de evitar que Hungría bloquee otras cuestiones, como los fondos a Ucrania o el acuerdo sobre el impuesto de sociedades global.