Semana Europea: Bruselas quiere congelar los fondos europeos a Hungría

Access to the comments Comentarios
Por Stefan Grobe
Viktor Orban
Viktor Orban   -   Derechos de autor  John Thys/AFP or licensors

Esta semana en el Estado de la Unión hablamos de democracias y de dos países donde se está deteriorando. Uno de ellos es Hungría. La Comisión Europea ha propuesto está semana congelar los fondos europeos del país, que suman un total de 13.000 millones de euros, hasta que no esté segura de que el país respeta el Estado de Derecho.

También viajamos a Estados Unidos, que recientemente ha aprobada varias medidas proteccionistas que pueden acabar dañando su relación con la Unión Europea.

De estos dos países, y de como la democracia está retrocediendo en ellos hablamos con Kevin Casas-Zamora, Secretario General del Instituto para la Democracia y la Asistencia Electoral.

P: Su último informe es, en el mejor de los casos, grave y, en el peor, alarmante, y sugiere que la erosión democrática está en su punto más álgido. Háblenos de sus conclusiones, de lo que está ocurriendo en el mundo.

Casas-Zamora: Lo que está ocurriendo es que el mundo se está volviendo cada vez más autoritario, y lo vemos de muchas maneras. Un tipo de erosión democrática especialmente grave, lo que llamamos retroceso, está empezando a afectar a países muy grandes e influyentes, como Brasil, India y, lo más preocupante, Estados Unidos. Y en general, lo que estamos viendo es una erosión muy severa en la calidad de la democracia en general. Diferentes formas de erosión democrática están afectando, según nuestras mediciones, literalmente a la mitad de las democracias de todo el mundo.

P: Hablemos de los orígenes de esa erosión. ¿Es la inseguridad económica? ¿Es la falta de confianza en las instituciones?

Casas-Zamora: Hay una combinación de factores que confluyen para generar este resultado. Algunos de ellos están relacionados con sucesos recientes. Por ejemplo, la resaca política de la crisis económica generada por la pandemia empieza a notarse. Pero hay factores estructurales de larga duración, anteriores a la pandemia y a la guerra de Ucrania, que están teniendo un efecto terrible. Los crecientes niveles de polarización que estamos viendo en muchos lugares, en muchos casos relacionados con el papel de las redes sociales y en la percepción de que las democracias no están respondiendo de forma eficaz a las expectativas y demandas sociales.

P: ¿Cómo deberían responder las democracias? ¿Qué tipo de acción política recomienda?

Casas-Zamora: Tenemos que proteger especialmente los elementos de la democracia que controlan el ejercicio del poder ejecutivo. Deberíamos tener muy en cuenta la protección de la libertad de prensa para que los medios puedan hacer su trabajo, la capacidad de los jueces independientes de controlar el poder ejecutivo, la capacidad de la sociedad civil para operar de forma que los políticos elegidos rindan cuentas. Y sobre todo, debemos proteger de forma muy consciente, de forma muy deliberada, la integridad de las elecciones. Las elecciones tienen que seguir siendo libres y justas. Las elecciones siguen siendo el control más importante del poder en una democracia.

Para saber más vea el vídeo en el reproductor superior.