Promesas de adhesión europeas para los Balcanes Occidentales

Access to the comments Comentarios
Por Ana LAZARO
Ursula von der Leyen, Charles Michel y Edi Rama durante la rueda de prensa en Tirana.
Ursula von der Leyen, Charles Michel y Edi Rama durante la rueda de prensa en Tirana.   -   Derechos de autor  AP Photo/Vadim Ghirda

Las autoridades albanesas han recibido a los participantes de la cumbre de los Balcanes Occidentales con una animada música para celebrar un encuentro con alta carga simbólica, ya que por primera vez se ha convocado fuera de la Unión Europea.

Los líderes europeos quieren asegurarse de que los seis países de la región, Albania, Serbia, Bosnia y Herzegovina, Macedonia del Norte y Montenegro, siguen comprometidos con el bloque. Justo cuando la guerra en Ucrania amenaza con despertar viejas tensiones. Y por eso han repetido una y otra vez sus promesas de adhesión. "El futuro de nuestros hijos será más seguro y próspero con los Balcanes Occidentales dentro de la UE y estamos trabajando muy duro para hacer progresos", ha asegurado el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

A cambio, la UE espera que los países balcánicos se alineen plenamente con las sanciones contra Rusia. Especialmente Serbia, que por ahora lo ha eludido. "Rusia intenta ganar influencia, China intenta ganar influencia. Nosotros somos el mayor inversor, el socio más cercano, y por eso el debate gira precisamente en torno a este punto: hay que decidir de qué lado se está. ¿En el lado de la democracia? Es la Unión Europea, vuestros amigos y socios", ha recordado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Por su parte, los países de los Balcanes Occidentales piden a la UE que acelere el proceso de integración, conscientes de que la guerra en Ucrania ha supuesto un nuevo impulso. "Por primera vez a los Balcanes se les está viendo y tratando como a una región geopolítica y estratégica para que la UE. Ahora bien, ¿cuándo seremos miembros? Una cosa es segura, los albaneses y Albania seremos leales a la UE, aunque ésta desaparezca. Seguiremos luchando para ser miembros", ha ironizado Edi Rama, primer ministro de Albania.

Bromas aparte, está claro que la adhesión podría llevar muchos años. Por lo que se han firmado varios acuerdos para conquistar el corazón de los seis países balcánicos, entre ellos uno para reducir los recargos por itinerancia.

Pero además, se han prometido nada menos que mil millones de euros en subvenciones para ayudar a hogares y empresas a hacer frente a la crisis energética.