This content is not available in your region

El agua en la capital de Mauritania: entre el negocio y la escasez

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
El agua en la capital de Mauritania: entre el negocio y la escasez

<p>Nuakchot es la capital de Mauritania y está construída alrededor de un estanque. De ahí viene el nombre que le dieron los pastores que venían aquí para darle de beber a su ganado.Hoy, paradójicamente, el agua es el mayor problema de la ciudad.</p> Sidi Al Moktar sheiguer: “Nuestra ciudad tiene una forma de bol. Esta por debajo del nivel de mar y si hubiese un tsunami se hundiría completamente. Aquí no hay sistema de saneamiento de agua ni un sitio para estancarla así que el agua se queda simplemente en el subsuelo y a veces aparece, como por ejemplo, aquí.” <p>Esta agua estancada la vemos en muchos lugares de la ciudad. Como no hay tuberías ni ningún tipo de control sanitario, las aguas residuales causan un grave problema de polución y favorecen la propagación del paludismo.</p> Sidi Al Moktar sheiguer: “Uno de los principales problemas es la amenaza de las dunas. Aquí pueden ver como ganan terreno y ya forman parte del decorado de la ciudad.” <p>Como no hay agua, no se pueden plantar árboles y esto hace que la desertificación avance. Pero en una zona de la ciudad donde reside población de clase acomodada el problema es menos grave.</p> <p>Mohamad Memine:<br /> “Como ustedes pueden ver aquí hay agua potable. Esta agua proviene del río Senegal a través de tuberías que la conducen hasta aquí. Esto sólo pasa en el caso de los barrios ricos de la ciudad”</p> <p>Euronews, Riad Muasses:<br /> “En esta parte de la capital el problema del agua, sin contar con las inundaciones invernales, está más o menos resuelto pero en el barrio que vamos a ver el problema no está resuelto.”</p> <p>Este es uno de los barrios más desfavorecidos, donde las clases más bajas se han venido a vivir. Casas precarias que no tienen ningún tipo de instalación sanitaria ni suministro de agua.<br /> Por esta razón sus habitantes están obligados a recurrir a otra forma de conseguir esta sustancia.</p> <p>Un habitante de Bidonville, barrio de Nuackchot:<br /> “Nosotros no tenemos nada. Compramos el agua de las carretas. No tenemos ni tuberías, ni grifo…nada de nada.”</p> <p>Los puntos donde se puede coger agua, construídos con dinero de la Unión Europea, están a varios quilómetros de aquí. En estos puntos, el agua se vende por barriles o bidones y se transporta en carretas tiradas por burros. Después el líquido se vuelve a revender.</p> <p>Vendedor de agua:<br /> “Vendemos el barril a 12 céntimos de euro y ellos la venden al consumidor a 50. El bidón a 0,2 céntimos y ellos a 0,4 céntimos de euro”</p> <p>Algunos, los que están más cerca vienen directamente a comprarle al vendedor.</p> <p>Un consumidor: <br /> “En este grifo se venden los 20 litros a 0,5 céntimos de euro. Nosotros bebemos y lavamos nuestra ropa con esta agua.”</p> <p>Una flota de carros está aparcada por todas las calles de la ciudad para suministrar a un gran número de personas una gota de agua, que para ellos significa, una gota de vida.</p>