This content is not available in your region

Los analistas prevén ralentización del empleo en EEUU, pero lejos de una recesión

Los analistas prevén ralentización del empleo en EEUU, pero lejos de una recesión
Los analistas prevén ralentización del empleo en EEUU, pero lejos de una recesión   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022   -  
Por Reuters

<div> <p>Por Lucia Mutikani</p> <p><span class="caps">WASHINGTON</span>, 5 ago – Se prevé que el crecimiento del empleo en Estados Unidos se ralentice en julio, pero el ritmo fue probablemente lo suficientemente fuerte como para mantener la tasa de desempleo en el 3,6% por quinto mes consecutivo, lo que podría suponer la señal más clara hasta ahora de que la economía no está en recesión.</p> <p>Los analistas prevén que el informe sobre el empleo del Departamento de Trabajo, que mercados y analistas escudriñarán con gran interés, ofrezca una imagen de una economía que se las arregla para salir adelante a pesar de los trimestres consecutivos de contracción del producto interior bruto, el barómetro habitual para medir la actividad económica de Estados Unidos.</p> <p>Aunque la demanda de mano de obra ha disminuido en sectores como el de la vivienda y el comercio minorista, que son sensibles a la subida de los tipos de interés que está aplicando la Reserva Federal en su lucha contra la inflación, industrias como las aerolíneas y los restaurantes no encuentran suficientes trabajadores.</p> <p>“El mercado laboral ya no está tan caliente”, dijo Sung Won Sohn, profesor de finanzas y economía de la Universidad Loyola Marymount de Los Ángeles. “Pero sigue mostrando bastante salud y no cumple la definición de la Oficina Nacional de Investigación Económica de una contracción de la economía”.</p> <p>El <span class="caps">NBER</span>, árbitro oficial de las recesiones en Estados Unidos, define una recesión como “una disminución significativa de la actividad económica extendida por toda la economía, que dura más de unos pocos meses, normalmente visible en la producción, el empleo, los ingresos reales y otros indicadores”.</p> <p>Aun así, los datos oficiales de la semana pasada, que muestran un segundo trimestre consecutivo de <span class="caps">PIB</span> negativo —lo que encaja con una definición popular de recesión—, han avivado el debate generalizado sobre si la economía estadounidense está de hecho en recesión y han hecho que el informe sobre el empleo de julio sea aún más revelador para consumidores, inversores y responsables de política monetaria.</p> <p>Una encuesta de Reuters entre economistas prevé que las nóminas no agrícolas aumenten en 250.000 puestos de trabajo el mes pasado, tras haber aumentado en 372.000 en junio. Sería el decimonoveno mes consecutivo de expansión de las nóminas, pero sería el menor aumento en ese periodo y estaría por debajo del promedio mensual del primer semestre, de 457.000 empleos. Las estimaciones oscilaban entre 75.000 y 325.000 empleos.</p> <p>Un enfriamiento del crecimiento del empleo podría reducir la presión sobre la Reserva Federal para que suba por tercera vez consecutiva los tipos de interés en tres cuartos de punto porcentual en su próxima reunión de septiembre, aunque mucho depende de las lecturas de la inflación y el empleo en el período previo a esa reunión.</p> <p>El banco central estadounidense subió la semana pasada su tipo de interés en 75 puntos básicos y sus dirigentes han prometido que habrá más subidas en su intento de frenar la inflación, que se encuentra en máximos de cuatro décadas. Desde marzo, ha subido los tipos desde cerca de cero hasta su horquilla actual del 2,25% al 2,50%.</p> <p/> </div>