This content is not available in your region

Powell se prepara para endurecer el tono en Jackson Hole

Mercado inmobiliario EEUU necesita una "corrección", dice jefe de la Fed
Mercado inmobiliario EEUU necesita una "corrección", dice jefe de la Fed   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022   -  
Por Reuters

<div> <p>25 ago – El mensaje del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, sobre la inflación y los tipos de interés en la conferencia de banca central de Jackson Hole de este año tendrá un tono totalmente diferente al que emitió en el mismo evento hace apenas un año.</p> <p>En aquel entonces, Powell utilizó una serie de gráficos para ilustrar por qué esperaba que las presiones sobre los precios se redujeran, así como sus motivos para creer que una nación aún empleada por debajo de su capacidad y azotada por la pandemia del <span class="caps">COVID</span>-19 necesitaba el apoyo continuo del banco central estadounidense.</p> <p>Si bien el majestuoso escenario montañoso de Jackson Hole sigue siendo el mismo, el panorama económico ha cambiado: la Reserva Federal dirigida por Powell combate ahora una elevada inflación con la mayor serie de subidas de tipos de interés en 40 años.</p> <p>Powell tiene previsto pronunciar su discurso el viernes a las 10 de la mañana <span class="caps">EDT</span> (1400 <span class="caps">GMT</span>).</p> <p>He aquí un recorrido por los datos que sirvieron de base a la tesis de Powell hace un año, y cómo han evolucionado las cosas desde entonces.</p> <p><span class="caps">MERCADOS</span> DE <span class="caps">TRABAJO</span></p> <p>Lo que Powell observaba hace un año: los empleadores estadounidenses estaban añadiendo 832.000 puestos de trabajo al mes, pero al mercado laboral aún le quedaba “un terreno considerable” para alcanzar el objetivo de la Fed de máximo empleo. </p> <p>La tasa de desempleo de entonces, del 5,4%, era “demasiado alta”, y aun así subestimaba la holgura del mercado laboral.</p> <p>“También esperamos que continúe la fuerte creación de empleo”, dijo Powell hace un año.</p> <p>Y así evolucionaron los acontecimientos: los empresarios estadounidenses estaban contratando a un ritmo más moderado de lo que mostraban los datos en ese momento, pero la fuerte creación de empleo continuó, probablemente más de lo que Powell había previsto.</p> <p>La brecha hasta un nivel consistente con el pleno empleo se cerró rápidamente, en parte porque el aumento de los casos de <span class="caps">COVID</span>-19 no frenó el gasto tanto como se preveía, y los trabajadores marginados por la pandemia no se apresuraron a volver al mercado laboral.</p> <p>La tasa de desempleo de <span class="caps">EEUU</span> se sitúa ahora en el 3,5%, igualando el nivel más bajo de los últimos 50 años. Pero incluso esta cifra quizá subestima el ajuste del mercado laboral. </p> <p>Aunque la mayoría de los responsables de la política monetaria estiman que el pleno empleo se sitúa en torno al 4,5%, Powell dijo el mes pasado: “Mi propio instinto me dice que la tasa natural de desempleo es más alta”.</p> <p>INFLACIÓN: ¿CONFINADA?</p> <p>Lo que Powell observaba hace un año: la inflación parecía estar confinada a “un grupo relativamente estrecho de bienes y servicios” afectados por la pandemia y la reapertura de la economía, pero las medidas de base amplia de las presiones sobre los precios parecían moderadas. </p> <p>“Nos preocuparían los indicios de que las presiones inflacionistas se estuvieran extendiendo más ampliamente por la economía”, dijo entonces.</p> <p>Y así fue: se extendieron. La tasa de inflación media recortada de los gastos de consumo personal de la Fed de Dallas, una de las medidas que Powell citó en su discurso del año pasado, fue uno de los varios indicadores de la inflación generalizada que se disparó a medida que las presiones de los precios se extendieron desde bienes como los coches usados y los equipos de ejercicio en casa a una amplia gama de bienes y servicios de consumo. </p> <p>INFLACIÓN: <span class="caps">LOS</span> <span class="caps">PRECIOS</span> <span class="caps">QUE</span> MÁS SUBÍAN YA <span class="caps">BAJAN</span></p> <p>Lo que Powell observaba hace un año: los precios se estaban moderando en artículos de alta inflación como los coches usados.</p> <p>“Parece poco probable que la inflación de los bienes duraderos siga contribuyendo de forma importante con el tiempo a la inflación general”, dijo. </p> <p>“Los próximos datos deberían aportar más pruebas de que algunos de los desequilibrios entre la oferta y la demanda están mejorando”.</p> <p>Y así fue: la inflación en la categoría de bienes duraderos solo ha retrocedido recientemente, tras haber alcanzado un máximo más tarde de lo previsto, en parte debido a los persistentes problemas de la cadena de suministro.</p> <p>Mientras tanto, la inflación de los servicios contribuye cada vez más a las presiones generales sobre los precios, ya que la gente pasa de comprar bienes a gastar más en viajes y comidas. </p> <p><span class="caps">SALARIOS</span>: AQUÍ NO <span class="caps">HAY</span> <span class="caps">MUCHO</span> <span class="caps">QUE</span> <span class="caps">VER</span></p> <p>Lo que Powell observaba hace un año: los datos sugerían un crecimiento salarial “moderado” y “poca evidencia de aumentos salariales que pudieran amenazar una inflación excesiva”, según dijo.</p> <p>Y así fue: los salarios aumentaron fuertemente, y las medidas de crecimiento salarial de base amplia que Powell se comprometió a supervisar cuidadosamente saltaron de sólo ligeramente por encima del objetivo de inflación del 2% de la Fed a más del 5%. </p> <p>Eso sigue siendo inferior a la inflación general, pero el banco central puede mostrarse menos optimista ahora que entonces respecto a la posibilidad de una espiral de precios salariales al estilo de los años 70. </p> <p><span class="caps">EXPECTATIVAS</span> DE INFLACIÓN: ¿CONTENIDAS?</p> <p>Lo que Powell observaba entonces: los hogares y las empresas parecían coincidir con su propia opinión de que la inflación sería transitoria, no esperando que la inflación en cinco o diez años fuera mucho más alta que el objetivo del 2% de la Fed. </p> <p>Eso significaba que el banco central estadounidense podía “ver a través” de la inflación a corto plazo, sin preocuparse de que se arraigara en la conciencia de los estadounidenses.</p> <p>Y así ha sido: las expectativas de inflación a largo plazo han aumentado, y esa fue una de las razones por las que la Reserva Federal fue más agresiva en junio con la primera de las dos subidas de tipos de interés de 75 puntos básicos. </p> <p>LA INFLACIÓN <span class="caps">MUNDIAL</span>: ¿ALGO <span class="caps">POSITIVO</span>?</p> <p>Lo que Powell observaba hace un año: la tecnología, la globalización, el envejecimiento de la población y la determinación de los bancos centrales de no dejar que la inflación se descontrole habían mantenido durante décadas una inflación mundial baja, y había pocas razones para pensar que esas tendencias subyacentes se habían “invertido o reducido repentinamente”, dijo entonces. </p> <p>El presidente de la Fed mostró un gráfico que mostraba la baja inflación en la mayoría de las economías avanzadas.</p> <p>Y así fue: el panorama cambió.</p> <p>En la sala de conferencias donde Powell hablará el viernes, los banqueros centrales mundiales que fueron responsables de mantener las presiones de los precios bajo control durante el año pasado estarán observando cada una de las líneas de sus gráficos.</p> <p/> </div>