This content is not available in your region

La inflación impulsa a las empresas mundiales hacia el este de Europa para ahorrar costes

La inflación impulsa a las empresas mundiales hacia el este de Europa para ahorrar costes
La inflación impulsa a las empresas mundiales hacia el este de Europa para ahorrar costes   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022   -  
Por Reuters

<div> <p>Por Michael Kahn y Anna Koper</p> <p><span class="caps">PRAGA</span>/VARSOVIA, 18 oct – Las empresas centroeuropeas que prestan servicios empresariales a distancia y de bajo coste a las multinacionales están acelerando sus planes de expansión, ya que la elevada inflación impulsa a las compañías mundiales a trasladar más trabajo a la región para reducir costes y reforzar los márgenes.</p> <p>Desde Praga y Varsovia hasta Budapest, las empresas occidentales llevan mucho tiempo tratando de aprovechar una gran reserva de trabajadores internacionales con formación para externalizar o deslocalizar servicios empresariales como el desarrollo de software, la administración, la gestión de nóminas y la investigación para grandes clientes europeos y estadounidenses.</p> <p>Ahora, a pesar de la reducción de la brecha salarial y un aumento de los costes más rápido que en Europa occidental, los centros de servicios empresariales de Europa central que florecieron durante la pandemia están contratando más personal, mientras otros sectores, como el de los fabricantes, se retiran debido a la guerra de Ucrania y al aumento de los costes energéticos.</p> <p>Por ejemplo, Pure Storage, con sede en Silicon Valley,. El desarrollador de hardware y software de datos preliminares dijo en septiembre que estaba duplicando el número de ingenieros en su centro de Praga y planea duplicarlos de nuevo en 2023 y de nuevo en 2024, dijo Paul Melmon, el jefe del centro checo, a Reuters.</p> <p>“Es más rentable contratar a un ingeniero en Praga que en Mountain View, incluso con la inflación”, dijo Melmon, quien afirmó que una plantilla diversificada representaba uno de los atractivos de Praga, donde Pure Storage emplea a unos cientos de trabajadores.</p> <p>“Si bien empezamos aquí como un experimento, el experimento está funcionando”.</p> <p>LA INFLACIÓN <span class="caps">ATRAE</span> A <span class="caps">NUEVOS</span> <span class="caps">INVERSORES</span></p> <p>El sector de los servicios a las empresas ha pasado de no tener casi nada hace 25 años a ser una industria que emplea a casi 800.000 trabajadores en toda Europa Central y del Este, un motor cada vez más importante para las economías locales.</p> <p>Una encuesta de la Asociación Checa de Líderes de Servicios Empresariales, el grupo industrial que representa al sector, cifra el crecimiento del empleo en un 11% en 2022 y en un 13% en 2023.</p> <p>“Con el aumento de la inflación en Occidente, esta región está viendo cómo llegan más inversores para establecer centros y nuevos tipos de servicios”, afirma Jonathan Appleton, director general de <span class="caps">ABSL</span> República Checa.</p> <p>La diferencia salarial se ha reducido en los últimos años, ya que el crecimiento económico de países como Polonia y la República Checa supera al de las naciones occidentales. Sin embargo, los costes de empleo en la región siguen siendo entre un 30% y un 50% más bajos, según las empresas y los expertos.</p> <p>La capacidad de ofrecer trabajo a distancia impulsó el sector durante la pandemia, y ahora el aumento de la inflación en grandes mercados como el Reino Unido, Alemania y Francia vuelve a jugar a favor de la región.</p> <p>“Hay nuevas inversiones porque los centros de servicios empresariales compartidos ofrecen una forma de ahorrar más costes para el grupo cuando hay inflación y presión del mercado”, afirma Adam Jamiol, socio de PwC con sede en Cracovia.</p> <p>En Polonia —que emplea a más de 400.000 personas en el sector de los servicios a las empresas— se espera que el sector alcance una tasa de crecimiento anual de casi el 8% a finales del primer trimestre de 2023, a pesar del crecimiento salarial de dos dígitos desde febrero, la inflación del 17,2% y la guerra en la vecina Ucrania.</p> <p>La inflación checa se sitúa en el 18%, también por encima de la media de la zona euro, que superó las previsiones hasta alcanzar el 10,0% en septiembre, un nuevo récord impulsado por los precios de los alimentos y la energía que subraya el incentivo de las empresas para recortar costes.</p> <p>“La fuerte presión salarial, con aumentos de sueldo en mercados como Alemania y Francia, eleva el coste de la mano de obra a niveles tales que es difícil ser eficiente”, dijo a Reuters Lukasz Gebski, director general del operador de centros de llamadas Teleperformance Polska.</p> <p>“En Polonia tenemos muchos jóvenes que aprenden, estudian y conocen idiomas extranjeros, por lo que el potencial de crecimiento es grande y está impulsado también por la alta inflación en Occidente…”.</p> <p><span class="caps">CENTROEUROPA</span> <span class="caps">SUPERA</span> A <span class="caps">OTROS</span> <span class="caps">CENTROS</span> <span class="caps">MUNDIALES</span></p> <p>Otras regiones de subcontratación mundial han empezado a tener problemas. En la India, exportadores de servicios informáticos como <span class="caps">TCS</span>, Wipro e Infosys —que forman el grueso del sector de servicios empresariales del país— se han enfrentado a márgenes reducidos en los últimos trimestres al intentar retener a los empleados en un contexto de mayor rotación de talento en todo el sector.</p> <p>Sin embargo, en Europa central, donde se prevé que el <span class="caps">PIB</span> checo sea del 2,3% en 2022 antes de ralentizarse al 1,1% en 2023 y la economía polaca se desacelere del 4,7% en 2022 al 1,4% en 2023, los proveedores de servicios empresariales compartidos ofrecen un filón económico.</p> <p>En Comdata, cuyos 1.500 trabajadores en la República Checa y Hungría operan líneas de servicios telefónicos, el aumento de la inflación y los costes de las empresas occidentales han mantenido el negocio en marcha. La empresa tiene previsto aumentar su plantilla en unos 300 empleados en 2022 y 2023, según el jefe regional del grupo, Jan Nedelnik.</p> <p>“A medida que más y más empresas intentan recortar y reducir los costes laborales, trasladarán los servicios desde Europa occidental”, dijo Nedelnik a Reuters.</p> <p>“Veo que durante los últimos dos o tres meses las ofertas están creciendo rápidamente para puestos de trabajo de habla alemana, francesa, española e inglesa. Esta tendencia continuará”.</p> <p/> </div>