This content is not available in your region

Disciplina fiscal es "innegociable" si Lula gana elecciones en Brasil, dice su compañero de fórmula

Disciplina fiscal es "innegociable" si Lula gana elecciones en Brasil, dice su compañero de fórmula
Disciplina fiscal es "innegociable" si Lula gana elecciones en Brasil, dice su compañero de fórmula   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022   -  
Por Reuters

<div> <p><span class="caps">BRASILIA</span>, 24 oct – La responsabilidad fiscal no será negociable si el líder izquierdista Luiz Inacio Lula da Silva gana la segunda vuelta presidencial el fin de semana, dijo el lunes su compañero de fórmula, Geraldo Alckmin.</p> <p>Lula, que lidera los sondeos de opinión por un estrecho margen sobre el derechista Jair Bolsonaro, se ha enfrentado a la presión de concretar su programa económico, especialmente la norma fiscal que sustituiría al tope de gasto constitucional, que ha dicho que aboliría.</p> <p>El ex gobernador de Sao Paulo, Alckmin, no dio detalles sobre el nuevo ancla fiscal.</p> <p>“El primer punto es la responsabilidad fiscal, que no es negociable”, escribió en Twitter.</p> <p>Las prioridades serían el aumento de la competitividad, la reducción de los costos de producción y la recuperación de la industria, el empleo y la renta nacionales, dijo.</p> <p>Según Alckmin, que fue elegido como compañero de fórmula del Lula en un guiño a los mercados financieros, al agronegocio y a los moderados del centro político de Brasil, un gobierno de Lula planificaría una reforma fiscal para sustituir cinco impuestos por un único impuesto sobre el valor añadido (<span class="caps">IVA</span>).</p> <p>Alckmin dijo que el gobierno se centraría en las inversiones en infraestructura y logística, y en promover más acuerdos internacionales para atraer inversiones basadas en la sostenibilidad. También mencionó la educación como prioridad.</p> <p>Presentó las mismas propuestas en una reunión a puerta cerrada con 200 empresarios el domingo en Sao Paulo, junto con el candidato del Partido de los Trabajadores (PT) a la gobernación del estado, Fernando Haddad, mientras la campaña de Lula buscaba ganar más apoyo de los votantes de centro y centro derecha.</p> <p/> </div>