La UE aprueba diluir las reglas de capital bancario de Basilea y el BCE advierte por "grieta"

La UE sanciona a ocho ciudadanos rusos por su relación con el envenenamiento de Navalny
La UE sanciona a ocho ciudadanos rusos por su relación con el envenenamiento de Navalny   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022   -  
Por Reuters

<div> <p>Por Huw Jones</p> <p><span class="caps">LONDRES</span>, 8 nov -Los Estados miembros de la Unión Europea han respaldado una dilución temporal y un retraso de dos años, hasta 2025, para el tramo final de las reglas de capital bancario del acuerdo ‘Basilea <span class="caps">III</span>’, establecido a nivel mundial, a pesar de que el <span class="caps">BCE</span> advirtió que corría el riesgo de “romper el dique” que protege la estabilidad.</p> <p>Los Estados de la UE negociarán ahora un acuerdo final con el Parlamento Europeo a principios de 2023, con la posibilidad de introducir nuevos cambios.</p> <p>“Uno de nuestros principales objetivos era evitar impactos en los bancos europeos que pudieran reducir su capacidad para financiar la economía europea”, dijo el ministro de Finanzas checo, Zbynek Stanjura, en una reunión de ministros de Finanzas de la UE.</p> <p>La mayor parte del acuerdo ‘Basilea <span class="caps">III</span>’, un conjunto de reglas de capital más estrictas para los bancos que se estableció después de la crisis financiera mundial hace más de una década, ya se ha implementado.</p> <p>“Esto demuestra una vez más nuestro compromiso con los estándares internacionales y la cooperación multilateral”, agregó Valdis Dombrovskis, vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, el órgano ejecutivo de la UE.</p> <p>Los ministros de Finanzas de Alemania y Francia dijeron que el paquete logró alcanzar el “equilibrio correcto” y España agregó que reflejaba “idiosincrasias” en el sector bancario europeo.</p> <p>“Esta flexibilidad les da a los bancos suficiente tiempo para adaptarse a estas nuevas reglas”, dijo el ministro de Finanzas alemán, Christian Lindner.</p> <p>Los bancos europeos han presionado notablemente para suavizar temporalmente algunas de las características restantes de ‘Basilea <span class="caps">III</span>’, argumentando que ya tienen suficiente capital y que los requisitos más altos afectarían a los préstamos a la economía.</p> <p>Los ministros de la UE acordaron retrasar la aplicación de las normas finales hasta enero de 2025 debido a las repercusiones económicas del <span class="caps">COVID</span>-19.</p> <p>Según los analistas, las reglas revisadas ofrecerían un alivio hasta 2032 para neutralizar en gran medida los aumentos de capital para algunos bancos que tienen hipotecas de bajo riesgo, pero dificultarán a los inversores la comparación de los bancos europeos con sus pares de otras partes del mundo.</p> <p>Sobre la base de un nuevo “límite mínimo de producción” para determinar los niveles de capital, los Estados de la UE que acogen bancos con sede en otros lugares del bloque pueden insistir en que se mantenga localmente una determinada cantidad de capital del grupo.</p> <p>Los bancos más pequeños se beneficiarían de una divulgación de información más sencilla y los Estados de la UE se opusieron a los intentos de una armonización más estricta de la UE para comprobar si los altos cargos de los bancos son “aptos”.</p> <p>Nuria Álvarez, analista de la agencia de valores madrileña Renta 4, dijo que el retraso, largamente anunciado, era positivo para los bancos, pero que ya estaba descontado en los mercados.</p> <p>“En 2025 deberíamos estar en un entorno macro normalizado y las entidades (bancarias) tienen tiempo de ir ajustando los balances para que el impacto de las medidas sea inferior al que sería si se implantase en 2023”, añadió.</p> <p>S&P dijo el año pasado que las normas diluidas no afectarían materialmente a las calificaciones crediticias, dado que los colchones de los bancos ya superaban las normas mínimas y que podrían aumentar los dividendos y otros pagos.</p> <p>Markus Ferber, diputado alemán de centro-derecha del Parlamento Europeo, dijo que la posición de los Estados miembros es un “paso pragmático en la dirección correcta” para adaptar las normas globales que no se ajustan a los bancos europeos.</p> <p>“<span class="caps">GRIETA</span> EN EL <span class="caps">DIQUE</span>”</p> <p>Los Estados de la UE también suavizaron las propuestas de la Comisión Europea de endurecer los requisitos para las sucursales de bancos extranjeros en el bloque, lo que supone una menor presión para que abran una filial con el capital adicional y la supervisión de la UE que ello conlleva.</p> <p>Luxemburgo dijo que la medida garantiza una “economía abierta” con fuentes de financiación más diversificadas para las economías de la UE.</p> <p>La rebaja se produce a pesar de las advertencias realizadas la semana pasada por el Banco Central Europeo, que regula los principales bancos de la zona del euro, y por la Autoridad Bancaria Europea (<span class="caps">ABE</span>), según las cuales el bloque podría incumplir las normas mundiales.</p> <p>La <span class="caps">ABE</span> afirmó en septiembre que los bancos de la UE solo necesitan colectivamente 1.200 millones de euros más para cumplir plenamente con ‘Basilea <span class="caps">III</span>’ en 2028.</p> <p>Sin embargo, el martes, el vicepresidente del <span class="caps">BCE</span>, Luis de Guindos, dijo a los ministros que le preocupaban las desviaciones de ‘Basilea <span class="caps">III</span>’ en un momento en que la economía de la UE se enfrenta a riesgos a la baja.</p> <p>“Cada desviación puede parecer sólo una grieta aislada en el dique que protege el sistema bancario, pero en conjunto estas numerosas grietas erosionan la solidez y la estabilidad”, dijo De Guindos.</p> <p>Países Bajos advirtió que las desviaciones temporales deben seguir siendo transitorias.</p> <p>La UE se adelanta a Reino Unido y Estados Unidos en el establecimiento de cómo quiere aplicar el tramo final de ‘Basilea <span class="caps">III</span>’.</p> <p>El Banco de Inglaterra ha dicho que también empezará a aplicar las normas a partir de 2025, pero que no coincidirá con algunas de las flexibilizaciones que se están aprobando en la UE.</p> <p>Es probable que el BoE siga de cerca lo que decida la Reserva Federal, dada la gran presencia de bancos de inversión estadounidenses en Londres.</p> </div>