This content is not available in your region

El crecimiento del PIB alemán hace esperar una recesión menos severa

German economy posts unexpected Q3 growth
German economy posts unexpected Q3 growth   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

BERLÍN, 25 nov -La economía alemana creció en el tercer trimestre ligeramente más de lo que sugerían las cifras preliminares gracias al gasto de los consumidores, lo que se suma a los indicios de que la próxima recesión no afectará tan duramente como se temía en un principio, según mostraron los datos el viernes.

La mayor economía de Europa creció un 0,4% respecto al trimestre anterior y un 1,3% en la comparación interanual, ajustado por los efectos de los precios y el calendario, dijo la oficina federal de estadística.

Los analistas encuestados por Reuters esperaban que la economía creciera un 0,3% en el tercer trimestre y un 1,2% respecto al año anterior.

El gasto de los hogares fue la principal razón del aumento de la cifra intertrimestral, ya que los consumidores viajaron y salieron más después de que se retirasen casi todas las restricciones por la pandemia.

“No es en absoluto una conclusión inevitable que el crecimiento del PIB del tercer trimestre marque el fin de las tasas de crecimiento positivas por el momento”, dijo el economista jefe de VP Bank, Thomas Gitzel, quien añadió que el cuarto trimestre también podría ser positivo.

Entre los minoristas ha disminuido notablemente el pesimismo respecto a los próximos meses, según el instituto económico Ifo, y los minoristas alemanes han informado que los problemas de abastecimiento han disminuido ligeramente en noviembre respecto al mes anterior.

Una encuesta del instituto GfK sobre la confianza de los consumidores reveló que las medidas gubernamentales de alivio de la energía habían contribuido a estabilizar la confianza de cara a diciembre, y el temor a una subida excesiva de los precios de la energía había remitido ligeramente.

Sin embargo, el índice sigue estando cerca de niveles históricamente bajos, dijo el economista jefe de Union Investment, Joerg Zeuner, y los consumidores aún no sienten el impacto de los altos costes de la energía, que solo se reflejarán en las facturas de calefacción del próximo año.

El Gobierno ha previsto que la economía crezca un 1,4% este año y se contraiga un 0,4% el próximo.

Una persona portavoz del Ministerio de Economía dijo que los indicadores actuales siguen apuntando a una recesión entre octubre y marzo.

“Las condiciones previas para que la recesión tenga un curso suave son que no se produzca una situación aguda de escasez de gas, que no se produzca una evolución difícil del COVID y que las cadenas de suministro sigan estabilizándose gradualmente”, añadió.