La propuesta podría afectar a dos millones de menores.

La Comisión Europea quiere reconocer la paternidad de los hijos de familias LGBT

Los menores tendrán así garantizados sus derechos de libre circulación y se facilitarán, por ejemplo, las visitas médicas.