Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Dos quiebras simultáneas en los cielos de Estados Unidos

Dos quiebras simultáneas en los cielos de Estados Unidos
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Las compañías Delta Airlines y Northwest se han acogido al Capitulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, tras sendas suspensiones de pagos. Tanto Delta como Northwest podrán seguir volando, pero a los mandos de ambas estarán interventores estatales con la misión de reorganizarlas, recurriendo a rematar aviones y a despedir a parte del personal.

Delta y Northwest con activos que suman respectivamente 17.500 y 12.000 millones de euros vienen a engrosar la ya numerosa lista de compañías aéreas estadounidenses que se han declarado en bancarrota desde el fatídico 11 de septiembre. Antes plegaron alas US Airways y United Airlines.

Las quiebras son resultado de la persistente subida en el precio del queroseno, a raíz del huracán Katrina. Ni Delta, ni Northwest pudieron repercutir ese repentino incremento de costes en el precio de los billetes. La competencia de aerolíneas de descuento o “low cost” también les dió la puntilla, igual que los abultados gastos de seguridad que les impusieron las autoridades a raíz de los atentados terroristas.

Antes de la declaración de quiebra las compañías acometieron drásticos planes de reestructuración, que implicaron duros sacrificios para el personal, al ver recortados sus salarios y planes de pensiones. El sector aéreo en Estados Unidos ha eliminado 130.000 empleos en apenas cuatro años. Aún así las deudas crecían exponencialmente. Delta ha llegado a perder un millón de euros a la semana. La quiebra de Delta y Northwest no tendrá mayores consecuencias para la alianza SkyTeam que compartían con AirFrance-KLM. Según esta aerolínea, los pasajeros seguirán beneficiándose de los puntos o millas en sus vuelos a Estados Unidos a bordo de esas compañías ahora en fase de reestructuración.