Última hora

Última hora

Los belgas esperan impacientes el tradional discurso de Nochebuena de Alberto II

Leyendo ahora:

Los belgas esperan impacientes el tradional discurso de Nochebuena de Alberto II

Los belgas esperan impacientes el tradional discurso de Nochebuena de Alberto II
Tamaño de texto Aa Aa

En plena crisis, política, el Rey de los belgas tendrá que dirigirse a la nación sin poder dar aún los nombres del nuevo gobierno a pesar de los esfuerzos de Wilfried Martens, el mediador real, que en un día frenético de consultas se ha reunido con los líderes de partidos de la coalición saliente: liberales, democristianos y socialistas.El miércoles le toca el turno a la oposición.

Aunque ya se barajan algunos nombres para el puesto de primer ministro, como el de Jean Luc Dehaene, Martens sabe que no es fácil lograr un consenso y le ha confesado a una periodista que “va a ser una tarea difícil, pero no sin esperanzas”. Para algunos ciudadanos belgas esta crisis polítca es como una broma pesada. “No creo que sustituir a uno por otro cambie las cosas porque hay demasiados problemas internos en los partidos”, dice un belga. “Al final no sabremos qué pensar con todos estos líos. Estamos expectantes, a la espera de lo que pueda pasar. Sólo queremos que tomen decisiones y ya está”, reclama otra mujer en las calles de Bruselas. Los belgas tendrán que pasar unas fiestas navideñas a la espera de que se desenmarañe este torbellino político, desatado el viernes pasado cuando el jefe del Ejecutivo, Yves Leterme presentó su dimisión, tras ser acusado de presionar a la justicia para evitar la paralización del proceso de venta de Fortis.