Última hora
This content is not available in your region

Un cargador inalámbrico en la carretera para coches eléctricos

Un cargador inalámbrico en la carretera para coches eléctricos
Tamaño de texto Aa Aa

Los coches eléctricos están bajando de precio. Y a medida que los fabricantes sacan nuevos modelos, la cuestión que se plantea es qué soluciones innovadoras pueden encontrarse para recargarlos. A los potenciales clientes les preocupa que el coche se descargue en plena carretera.

Sven Beiker, Director del Centro de investigaciones automovilísticas en Stanford lo describe así:

“Con un coche eléctrico todo es muy diferente porque no hay muchos sitios para recargar, e incluso si lo encuentras, te puede llevar horas recargar completamente la batería, con lo cual puede que no llegues a tiempo a tu destino.”

En la Universidad de Stanford, California, un equipo de investigadores ha diseñado un sistema de recarga de alto rendimiento que utiliza los campos magnéticos para transmitir la recarga a los coches eléctricos. El objetivo a largo plazo consiste en construir una carretera de recarga inalámbrica.

“La recarga inalámbrica como su palabra indica es una recarga para el coche sin conexión física entre el vehículo y el punto de recarga, detalla el investigador Sven Beiker. Lo que significa que puedes transmitir la carga eléctrica como estamos haciendo en la Universidad de Stanford a través de una resonancia magnética. Quiere decir que tenemos una bobina en la superficie de la carretera y otra en el coche que oscilan de manera sincronizada, recargándose de esa manera por inducción eléctrica.”

Una serie de bobinas conectadas a la corriente eléctrica podrían estar integradas en la carretera. Dichas bobinas emiten por inducción la resonancia creando un campo magnético, que transfiere electricidad a la bobina instalada en la parte baja del automóvil y que recibe contínuamente energía en su batería.

Este sistema de recarga inalámbrica podría ser la solución para pasar a la alternativa verde, evitando también las largas esperas mientras se carga el coche.