Última hora
This content is not available in your region

Estambul amanece convertido en un campo de batalla

Estambul amanece convertido en un campo de batalla
Tamaño de texto Aa Aa

Como un campo de batalla: así amanecían las calles de Estambul en la mañana del domingo, resultado de los enfrentamientos entre policía y manifestantes a lo largo de la noche anterior.

La violenta evacuación forzosa del parque gesi en la tarde del sábado a golpe de cañon de agua y gases lacrimógenos provocaba el caos en Estambul, donde miles de manifestantes siguen protestando contra Erdogan.

Por la mañana, restos de hogueras y barricadas sembraban la ciudad. Los enfrentamientos del día anterios acaparaban las portadas de diarios a favor y en contra de quienes protestan.

Pero aún nadie piensa en irse a casa. El domingo miles de personas seguían en la calle dispuestas a continuar la movilización.

La plataforma de solidaridad con la Plaza Taksim ha criticado la violencia del desalojo, que se saldó con multitud de heridos y detenidos.

Para este domingo se esperan numerosas concentraciones a favor y en contra del Gobierno.

Pero atrás quedan sus gestos conciliadores: Erdogan parece dispuesto a sacar toda su artillería pesada contra los manifestantes.

Desde que comenzaron las protestas el pasado 31 de mayo, cuatro personas han muerto y más de 7.500 han resultado heridas en los enfrentamientos que se producen a lo largo y ancho del país.