Última hora

Última hora

Mubarak, de la celda a un hospital militar

Leyendo ahora:

Mubarak, de la celda a un hospital militar

Mubarak, de la celda a un hospital militar
Tamaño de texto Aa Aa

A bordo de un helicóptero salía este jueves de la cárcel Hosni Mubarak. El expresidente egipcio ha quedado en libertad, tras superarse el plazo máximo que podía permanecer en prisión preventiva. Sin embargo, no ha vuelto a casa, sino que ha sido trasladado a un hospital militar en el sur de El Cairo, donde permanecerá bajo arresto. A las puertas del hospital, partidarios de Mubarak celebraban con júbilo su liberación, que consideran una primera victoria tras dos años de embrollo judicial.

“Estamos felices. Este hombre nunca nos hizo daño y vivíamos en seguridad. Podíamos dejar las puertas abiertas”, dice un partidario de Mubarak.

El antiguo faraón egipcio aún tiene cuatro procesos pendientes. El primero, por la muerte de manifestantes durante la revolución. Los rostros de los “mártires” empapelan el muro de un café cairota en el que hemos hablado con Waleed Al Masri, uno de los fundadores del movimiento opositor egipcio Tamarod:

“¿Cómo pueden dejarle en libertad cuando todos los egipcios y el mundo entero fueron testigos por televisión de la matanza de revolucionarios?, se pregunta.

La salida de prisión del expresidente ha provocado una reacción menor de lo que cabía esperar. Solo ha habido alguna protesta y cierta incredulidad, pero ninguna reacción pasional en un Egipto convulso y en crisis, dos años y medio después de la revolución que acabó con 30 años de reinado de Mubarak.