Última hora
This content is not available in your region

El gobierno turco destituye al número dos y a dieciséis jefes provinciales de la policía

El gobierno turco destituye al número dos y a dieciséis jefes provinciales de la policía
Tamaño de texto Aa Aa

Nuevo capítulo en la lucha entre Gobierno y Justicia en Turquía. El número dos de la policía a nivel nacional y dieciséis jefes provinciales han sido destituidos.

Además el ex fiscal de Estambul Zekeriya Öz, degradado el martes y responsable de parte de las investigaciones anticorrupción que han salpicado al Gobierno, ha denunciado amenazas del entorno del primer ministro Reccep Tayip Erdogan.

Para el poder judicial se trata de una nueva represalia por las pesquisas que llevaron a la dimisión de varios ministros y a la detención de varias personas cercanas al ejecutivo.

La UE ya ha mostrado su recelo. “Estos pasos podrían minar la capacidad del poder judicial y la policía de investigar de forma independiente”, decía Olivier Bailly, portavoz de la Comisión Europea.

Por su parte, Erdogan se defiende argumentando que la purga trata de acabar con un complot de seguidores del movimiento social opositor de Fethullah Gulen para acabar con su gobierno.

El analista político Oral Çalislar comparte su visión: “Como la policía y el poder judicial han atacado al Gobierno, el Ejecutivo está tratando de encontrar una forma de controlarlos. Eso no esta bien, pero tampoco está bien decir que estos métodos antidemocráticos empleados por policía y jueces son buenos porque van a hacer caer al gobierno”.

En total, unos 1.800 integrantes de distintos rangos de la policía en Turquía han sido destituidos o reasignados desde las detenciones que alcanzaron al entorno del ejecutivo.