Última hora
This content is not available in your region

Copenhague llora el sacrificio de la jirafa Marius

Copenhague llora el sacrificio de la jirafa Marius
Tamaño de texto Aa Aa

Marius tenía solo un año y medio de vida y una salud de hierro. Vivía junto a sus congéneres en el zoo de Copenhague y contaba con el cariño de los habitantes de la capital danesa pero eso no ha sido suficiente para salvarle la vida. La dirección de la institución ha decidido sacrificar a la joven jirafa por una cuestión genética, para asegurarse de que los mejores genes pasan a las generaciones siguientes. De poco han servido las miles de firmas, la campaña pública en internet y las ofertas de otros zoos. Marius ya ha sido cortado en pedazos y sus restos dados a las fieras para saciar su hambre.