Última hora

Última hora

Kabul, vivir un sinvivir

Leyendo ahora:

Kabul, vivir un sinvivir

Kabul, vivir un sinvivir
Tamaño de texto Aa Aa

Las elecciones presidenciales en Afganistán son cruciales para el futuro de un país siempre convulso, en dónde el mero hecho de vivir es toda una aventura.

Hartos de los ataques de los milicianos talibán, los ciudadanos de Kabul, la capital del país, sólo tienen un deseo, que el presidente se ocupe más y mejor de los afganos de a pie: “La gente está sufriendo, deberían elegir a un presidente con un buen carácter, alguien inteligente que no esté salpicado por la corrupción, por los escándalo, alguien que pueda servir al país”, comenta un vecino de Kabul.

La esperanza media de vida es de apenas 60 años y aproximadamente el 80% de los casi 30 millones de habitantes de Afganistán, viven bajo el umbral de la pobreza, pero en Kabul empiezan a florecer algunos negocios. Sus principales clientes son los extranjeros y a los familiares de las élites afganas.

Sin embargo, no hay que irse muy lejos. Dentro del mismo Kabul, hay barrios en los que la miseria es casi absoluta. Sin transporte, sin comunicaciones, casi sin los servicios básicos, ni la luz, ni el agua potable llegan al conjunto de la población: “El principal problema en esta zona es la falta de agua potable. No hay agua suficiente. A veces tenemos agua para un día y luego nos falta el suministro durante un mes entero”, explica uno de los habitantes del barrio.

El Índice de Desarrollo Humano (IDH) de Afganistán es de 0,374 puntos, uno de los peores del mundo y su renta per cápita es de 534 euros, frente a los 28.500 euros de la Unión Europea (UE), según datos oficiales de 2012.

Mustafa Bag, euronews:
Hay decenas de miles de personas viviendo en este suburbio de Kabul. No tienen suministro permanente ni de agua potable ni de electricidad. Como pueden ver, la gente va a buscar el agua directamente a estas fuentes para llevarla a sus casas, y sólo hay agua algunas horas al día. Reclaman mayor atención del nuevo presidente, y sobre todo que mejoren a las infraestructuras.