Última hora
This content is not available in your region

Jornada electoral extraordinaria para las presidenciales en Egipto

Jornada electoral extraordinaria para las presidenciales en Egipto
Tamaño de texto Aa Aa

Algo inédito y no menos polémico. Un tercer día para votar en un intento de la Comisión Suprema Electoral para compensar la baja participación registrada en las dos jornadas precedentes, que alcanzaba el 37%.

Una ampliación del plazo, contestada por los principales candidatos pero que algunos egipcios han aprovechado, como Aziza Anwar: “Teníamos una discusión familiar porque mi marido me había prohibido votar. Doy gracias a Alá por la ampliación del plazo. Me quedé despierta toda la noche para ser hoy la primera en votar, doy gracias a Alá”.

Pocos dudan de la victoria del exjefe del Ejército, Abdelfatah al Sisi, pero la incógnita es saber cuál será su estrategia en el futuro, si buscar la reconciliación política o consolidarse en el poder con mano firme.

Su único rival es el político de la izquierda, el periodista y poeta, Hamdin Sabahi, quien ha denunciado “presiones” para ampliar el calendario electoral que, en su opinión, abren “interrogantes sobre la integridad del proceso”.

Unas elecciones a las que no concurren los Hermanos Musulmanes del depuesto presidente, Mohamed Mursi, claro vencedor de las presidenciales de hace dos años, con el 51,85% de los votos.

Una organización declarada ilegal por la justicia que ha condenado a centenares de sus líderes y militantes.

Sus simpatizantes han llamado al boicot de estas elecciones.