Última hora
This content is not available in your region

Debían destruir el dinero, pero prefirieron hacerlo desaparecer...

Debían destruir el dinero, pero prefirieron hacerlo desaparecer...
Tamaño de texto Aa Aa

Dos empleados del Banco de Francia han sido inculpados y encarcelados como principales sospechosos del robo de al menos 1.800.000 euros. Las esposas de los dos hombres también han sido imputadas.

Los hechos sucedieron en la trituradora de Vic-le-Comte, cerca de Clermont-Ferrand. Los empleados debían destruir billetes usados, pero todavía válidos.

A fines de agosto, una agente encargada del control descubrió una caja con billetes que tenían que haber sido destruídos.

Los empleados fueron despedidos y la investigación llevó a la policía, entre otros lugares, hasta el jardín donde se encontraron enterrados varios cientos de miles de euros dentro de una bolsa.

La Policía Judicial de Clermont-Ferrand debe determinar durante cuanto tiempo se prolongaron estas prácticas fraudulentas.