Última hora
euronews_icons_loading
Una pista de hielo para coches

Las bajas temperaturas registradas en Bakú, la capital de Azerbaiyán, hicieron de las carreteras de la ciudad una pista de hielo donde los conductores no tenían casi ningún control sobre sus coches.

Afortunadamente no hubo ningún accidente.

Este país no suele lidiar con el hielo y ni el Gobierno, ni los vehículos están preparados para ello.