euronews_icons_loading
La tormenta Ophelia tiñe de color naranja el cielo de Londres

Los habitantes de la capital inglesa se llevaron una gran sorpresa al levantar la vista este lunes. Sus habituales cielos grises se vistieron de color y tomaron un tono anaranjado como consecuencia del paso de Ophelia. En su camino, la tormenta ha arrastrado polvo sahariano del norte de África y ceniza de los incendios que asolan España y Portugal.