Última hora

Última hora

2017, el año en el que Trump agitó al mundo

Leyendo ahora:

2017, el año en el que Trump agitó al mundo

U.S. President Donald Trump and First Lady Melania Trump.
@ Copyright :
REUTERS/Carlos Barria TPX IMAGES OF THE DAY
Tamaño de texto Aa Aa

Un año cargado de tuits presidenciales a horas intempestivas. 365 días de política exterior desconcertante. Y un marea de vídeos convertidos en viral. Esto es lo que deja el primer año de presidencia de Donald Trump para los archivos de 2017.

Trump rompió en sus primeros once meses en el poder los esquemas tradicionales de la política exterior estadounidense y los reemplazó por una mezcla de nacionalismo y militarismo que desorientó a los aliados de EEUU y envalentonó a sus rivales.

Su escalada retórica con el líder norcoreano, Kim Jong-un, tuvo al mundo en vilo durante casi todo el año, y sus fuertes amenazas no disuadieron a Pyongyang de continuar sus ensayos de misiles.

"El tiempo dirá si las duras palabras de Trump atraen la atención global a las amenazas comunes y ayudan a resolverlas, o si simplemente aumentan las tensiones y la probabilidad de guerra", dijo a Efe un profesor de política y derecho internacional en la Universidad Atlántica de Florida, Jeffrey S. Morton.

Trump también rompió moldes a nivel comunicativo, favoreciendo Twitter como canal donde expresar todas sus opiniones, desde las más banales hasta las más delicadas.

En este tuit, por ejemplo, Trump arremetía contra el líder norcoreano casi a las 2 de la mañana: "¿Por qué me insultaría Kim Jong-un llamándome 'viejo', cuando yo nunca lo llamaría 'bajo y gordo'? Oh bueno, me esfuerzo tanto por ser su amigo - y tal vez algún día eso suceda!"

Aquí no insulta ningún líder con arsenal militar nuclear, sino que solo felicita la Navidad.

De continuar en 2018, la doctrina de Trump "acelerará el reequilibrio del poder global" a favor de "potencias emergentes como China, la India, Irán o Rusia", a medida que el mundo "deja de buscar liderazgo" en un Estados Unidos desinteresado en el plano multilateral, pronostica Gordon Adams de la American University de Washington para EFE.

Todo está por ver, pero parece difícil que Trump no marque 2018 como ya lo ha hecho con 2017.