Última hora

Última hora

Pekín, una mezcla de ciudad milenaria y un urbanismo delirante

Leyendo ahora:

Pekín, una mezcla de ciudad milenaria y un urbanismo delirante

Pekín, una mezcla de ciudad milenaria y un urbanismo delirante
Tamaño de texto Aa Aa

Pekín, la mundialmente famosa capital milenaria, tiene una historia que se remonta a más de 3000 años. Lleva siendo capital de China durante más de 860 años y es el lugar del mundo con mayor Patrimonio de la Unesco.

El sinfín de templos cargados de misticismo que atesora o los hutong y sus intrincadas callejuelas antiguas, covierten a la ciudad en un espacio de fábula asíatica.

En pleno corazón, nos encontramos con la Plaza de Tiananmen, la mayor plaza central del mundo en una ciudad. Frente a ella, varios monumentos famosos, como el Museo de Historia y de la Revolución China, el Gran Pabellón del Pueblo -sede del Congreso Nacional-, y el Monumento a los Héroes del Pueblo o la Puerta de Qianmen

La plaza de Tiananmen

La Plaza de Tiananmen es uno de los lugares más emblemáticos de Pekín. Como epicentro de la simétrica ciudad milenaria de Pekín, el Eje Central y sus alrededores constituyen una obra maestra de la planificación urbana antigua y contemporánea. Un ejemplo de cómo el pueblo chino aplicó la ciencia, la estética y la filosofía antigua en el diseño de una capita.l"

Desde que fue elegida la capital del Imperio del Centro, Pekín siempre ha sorprendido por sus edificios a lo largo del Eje Central. El eje es la columna vertebral de esta megalópolis y da a la ciudad una sensación de paz y prosperidad.

El Eje Central se extiende de sur a norte; los edificios del este y del oeste se construyeron con un patrón simétrico y en un orden arquitectónico real.

"El Eje Central es una de las aportaciones culturales más importantes de Pekín. Comienza en Yongdingmen en el sur y llega hasta la Torre de la Campana y el Tambor en el norte. Ahora estamos en la Torre de la Campana y el Tambor. La longitud total es de 7,8 kilómetros", manifesta a Euronews Gang Wang, investigador de Estudios Históricos de la Academia de Ciencias Sociales de Pekín.

Caminar por Pekín es como viajar en el tiempo. En las últimas décadas, se ha transformado en una de las ciudades más modernas y dinámicas del mundo, con edificios representativos como el Parque Olímpico o el Estadio Nacional, conocido como el Nido debido a la red de acero de su exterior.

Estadio Nacional de Pekín, El Nido

Además de su impresionante tamaño destaca un diseño sin precedentes. Gracias al titánico empeño de las autoridades se convirtió en la guinda de un conjunto de instalaciones construidas a la sazón de los Juegos Olímpicos de Pekín, una demostración al mundo de la grandiosidad china. El estadio El Nido se encuentra en el extremo norte del Eje Central y es símbolo del Pekín más vanguardista.

Tao Xu, portavoz del Estadio Nacional explica cuál ha sido el impacto de los Juegos Olímpicos de 2008 en Pekín en la economía:

"Los Juegos Olímpicos de Pekín de 2008 han difundido la cultura olímpica, han promovido el espíritu olímpico y enriquecido el significado de los Juegos Olímpicos. Han fomentado un desarrollo saludable y sostenible.También ha ampliado la función educativa de los Juegos Olímpicos y ha logrado elevar sus objetivos. Por lo que el impacto ha sido de gran alcance, insustituible y positivo."

Desde la ceremonia de clausura de los Juegos de 2008, el estadio Nido se ha convertido en una gigantesca atracción turística.

La capital china se prepara ahora para los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 , convirtiéndose así en la primera ciudad de la historia en albergar tanto los Juegos Olímpicos de Verano como los de Invierno.

La Gran Muralla China

La Gran Muralla China, es un prodigio arquitectónico que sigue siendo una maravilla única en el mundo, algo tan enorme que roza lo inconcebible. Es la estructura artificial más grande jamás construida. Además de un triunfo de la ingeniería, es un vínculo directo con los legendarios emperadores chinos.

La Gran Muralla no es sólo un complejo de edificios, sino una exquisita obra maestra de arte oriental de la dinastía Ming. Desde ella se puede contemplar la majestuosa extensión de las montaña Yansha , que recuerdan la gloria de la antigua China".

Mutianyu es un fragmento de la Gran Muralla a 70 kms de Pekín, una estructura de construcción bella y única, que cuenta con tres torres de vigilancia.

Una de las principales prioridades del gobierno chino es la protección y restauración de la Gran Muralla, de ahí que en 2006 promulgase una ordenanza para su protección.

"Tenemos muchos visitantes cada año. Las losas y bloques de ladrillo se estropean con el tiempo. Así que para repararlos y proteger las reliquias culturales utilizamos métodos de fabricación tradicionales. De hecho,existen normas específicas de fabricación para estos ladrilos y losas que reemplacen a los que se van dañando en la Gran Muralla", añade el reponsable de la sección Mutianyu de la Gran Muralla, Xing Luo.

Más de metropolitans