Última hora

Última hora

La mitad de las orcas del mundo pueden morir por el plástico

Leyendo ahora:

La mitad de las orcas del mundo pueden morir por el plástico

La mitad de las orcas del mundo pueden morir por el plástico
@ Copyright :
NOAA Photo Library
Tamaño de texto Aa Aa

Los PCB (bifenilos policlorados o policlorobifenilos) han estado prohibidos durante décadas, pero todavía tienen efectos dañinos en los Océanos, poniendo en peligro a la mitad de la población mundial de orcas.

Una investigación publicada en la revista Science encontró que los PCBs amenazan más a las orcas ya que se encuentran en la cima de la cadena alimenticia. Los especímenes más afectados son los que viven más cerca de las zonas industrializadas.

Las concentraciones de PCB en estas ballenas son preocupantes.

"Realmente parece bastante serio para ellas", comenta al programa Good Morning Europe de euronews la Dra. Nahiid Stephens, patóloga veterinaria de la Universidad de Murdoch en Perth, Australia.

"Muchas de ellas se enfrentan a importantes amenazas por restricciones en su alimentación, así que la presión añadida de la contaminación por PCB es una preocupación importante."

Los PCB son compuestos químicos altamente tóxicos que antes se utilizaban para casi todo. Su producción fue prohibida hace décadas, pero todavía se siguen filtrando al océano.

"Desafortunadamente, se bioacumulan en el medio ambiente y también en los tejidos de los animales", añadió la doctora Stevens.

Los PCB pueden aumentar el riesgo de cáncer, así como los problemas reproductivos y las cuestiones relacionadas con el sistema inmunológico de los vertebrados.

"Tienen efectos realmente significativos en el funcionamiento del cuerpo y lo que realmente preocupa a los investigadores en el estudio es su efecto en la reproducción de estas poblaciones pequeñas y ya de por sí muy vulnerables".

La doctora Stephens dice que una vez que los PCB están en el medio ambiente, pueden pasar décadas antes de que se descompongan.

"Lo que realmente necesitamos pensar, en términos de ayudar a las orcas, es no añadir presión a su situación, si podemos evitarlo."

Añadió que también tenemos que pensar en la gestión de la tierra y de los desechos, para tratar de evitar el vertido de los PCB al agua y al océano.

Puedes ver la entrevista original en inglés: