Última hora

Última hora

Los astronautas a salvo después del aterrizaje de emergencia de la nave rusa Soyuz

Leyendo ahora:

Los astronautas a salvo después del aterrizaje de emergencia de la nave rusa Soyuz

Los astronautas a salvo después del aterrizaje de emergencia de la nave rusa Soyuz
Tamaño de texto Aa Aa

La nave rusa Soyuz MS-10, con dos astronautas a bordo, ha sufrido un accidente a bordo y ha tenido que proceder a un aterrizaje de emergencia por un fallo en el acelerador. Los servicios de rescate han llegado al lugar donde se ha producido el aterrizaje.

La tripulación, que se encuentra en buenas condiciones y no requirieron asistencia médica inmediata, dijo sentirse "todo lo bien posible después de experimentar las fuerzas de gravedad". Tuvieron que volver a la Tierra en "modo balístico", según la NASA.

La Soyuz aterrizó cerca de la ciudad de Zhezkazgan, en el centro de Kazajstán. Su sistema de eyección, que permitió salvar la vida de sus tripulantes, funcionó este jueves por segunda vez en su historia, después de que se activara con éxito en 1983, en tiempos de la URSS.

Según informaron las autoridades rusas, la cápsula de la Soyuz MS-10 con sus dos astronautas a bordo se separó del resto del cohete "123 segundos después" del lanzamiento.

Debido a que el sistema de salvamento en caso de avería (SAS, por sus siglas en ruso) funcionó a su debido momento, la cápsula aterrizó exitosamente en la estepa kazaja y los astronautas se encuentran sanos y salvos.

El cohete se dirigía a la Estación Espacial Internacional (ISS). La agencia de noticias rusa RIA, citando su propia fuente, informó que Rusia había decidido suspender todos los lanzamientos espaciales tripulados tras el fracaso de la Soyuz.

El comandante Alexey Ovchininin y el ingeniero de vuelo Tyler "Nick" Hague despegaron del Cosmódromo de Baikonur en Kazajstán a las 4:40 de la mañana hora local, aproximadamente en el momento en que la rotación de la Tierra llevaba la nave al plano de la órbita de la estación espacial.

Lee: El otro aterrizaje de la Soyuz que tuvo pendiente al planeta

La última vez que el regreso de la nave Soyuz fue seguido masivamente por los medios de comunicación fue el pasado mes de junio. Entonces, la Soyuz no volvió sola del espacio, sino que trajo de vuelta el balón con el que se inauguró el mundial de fútbol en Rusia.

A bordo de la cápsula de descenso retornaron los tres astronautas: ruso, estadounidense y japonés, que se encuentran en perfecto estado de salud, después de pasar 6 meses en la Estación Espacial Internacional.

El sistema de eyección puesto a prueba por segunda vez

Algo similar tuvo lugar el 26 de septiembre de 1983, cuando fue lanzada la Soyuz T-10a con destino a la estación espacial Saliut 7.

En ese caso, el fallo tuvo lugar durante la cuenta atrás para el despegue, maniobra en la que el cohete portador explotó en la misma plataforma de lanzamiento.

Por suerte para sus dos tripulantes -Vladímir Titov y Guennadi Strekalov-, la cápsula fue eyectada varios segundos antes de que tuviera lugar la explosión.

La cápsula aterrizó a cuatro kilómetros del cosmódromo, lo que a la postre salvó la vida de sus tripulantes.

La Soyuz MS-10 se vio obligada hoy a regresar a la Tierra poco después de despegar desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán, tras detectarse un fallo en uno de sus propulsores.

El carguero ruso Progress, el encargado de llevar alimentos y oxígeno a la Estación Espacial Internacional, sufrió en 2011 su primer accidente tras casi 35 años de servicio, también por un fallo en el cohete portador.

El director de la agencia espacial rusa, Roscomos, Dmitri Rogozin, reconoció en su momento que la crisis económica había obligado al Gobierno a introducir recortes, en particular con respecto a los cohetes portadores, uno de los terrenos en los que Rusia ha sufrido mayores reveses en los últimos años.