Última hora

Última hora

De paria a estrella de un festival religioso en la India

no comment

De paria a estrella de un festival religioso en la India

Laxmi Narayan Tripathi, activista transgénero indio y ex estrella de la televisión, se dedica a bendecir a numerosos peregrinos en el Kumbh Mela de la India; un enorme festival religioso en la confluencia de los ríos sagrados Ganges y Yamuna. Para ella fue gran parte de la atención el 15 de enero, primer día del antiguo ritual. Laxmi Narayan Tripathi y su movimiento religioso, llamado Kinnar Akhada, se convirtieron en el primer grupo transgénero en bañarse en las aguas tradicionalmente reservadas para sacerdotes hindúes selectos, casi todos ellos hombres.

Ataviada con un sari de color azafrán, Tripathi y sus seguidores se dieron chapuzón y reclamaron su lugar en el hinduismo ortodoxo de la corriente principal. Un acto muy emocionante y que le deparó emociones que no "podía expresar con palabras". En la India, las personas trans son llamadas 'hijras'. Fueron veneradas como semidivinidades durante miles de años pero se enfrentaron a una creciente persecución bajo reglas introducidas por los británicos, que controlaron grandes extensiones de la India durante dos siglos. Una ley aprobada en 1871 clasificó a los 'hijras' como "criminales". Hoy en día, a pesar del reconocimiento legal, muchos siguen enfrentándose a los prejuicios de la sociedad india conservadora.

Nacido en 1979 en Thane, un suburbio de la capital financiera de la India, Mumbai, Tripathi tuvo una infancia difícil. En el año 2011 apareció en el programa de televisión 'Bigg Boss' y se hizo famosa en todo el país. Luego se convirtió en peticionaria en un fallo histórico de la Corte Suprema de la India que, en 2014, reconoció oficialmente a las personas transgénero como un tercer género. Un año después fundó su grupo religioso y comenzó una campaña para que los 'hijras' fueran representados en el primer baño real del Kumbh Mela.

Recibió el apoyo de los fieles comunes, que decían que las personas trans no eran diferentes de ellos mismos, y también el de las personas trans, que le deben mucho por haberles allanado el camino en la sociedad. Se espera que unos 150 millones de peregrinos participen en la fiesta religiosa que se prolongará hasta marzo.

Más No Comment