Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Cuba, "bloqueada" en el tiempo

Cuba, "bloqueada" en el tiempo
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Largas colas en las gasolineras y la amarga sensación de haber retrocedido en el tiempo. La crisis económica del aliado venezolano y el endurecimiento del embargo del enemigo estadounidense han hecho que Cuba reviva los peores momentos del llamado "periodo especial" que sufrió la isla tras la caída de la Unión Soviética. Los cubanos lo llevan con resignación:

"Realmente (la situación) está bastante complicada. Ya no hay momentos buenos para salir a la calle. Desde que amanece está esta situación y hasta que anochece. No hay día de paz, ni momento fácil para coger el transporte en la calle", decía una mujer al volante de su vehículo.

"Tuve que dejar de trabajar para poder echar gasolina... Ya por ahí calcula el problema tan grande que hay. No hay gasolina en ninguna gasolinera", se quejaba otro usuario mientras esperaba en la cola.

"Nos levantamos un poco más temprano", añadía otro en tono conciliador. "Los cubanos estamos acostumbrados a pasar momentos difíciles".

También están acostumbrados a que su gobierno plante batalla en la ONU al coloso estadounidense. Un informe que el ministro cubano de Exteriores presentará ante la Asamblea General estima en más de 920.000 millones de dólares los daños causados a su economía en 60 años de un bloqueo "más duro que nunca":

"Las medidas sobre todo de bloqueo a los suministros de combustible son una violación inédita del derecho internacional, de las reglas de convivencia de la comunidad internacional", explicaba Rodríguez al presentar el informe a la prensa el pasado viernes.

Bruno Rodríguez, que llevará el 6 y 7 de noviembre a la Asamblea General de la ONU el proyecto anual de resolución para pedir el fin del "bloqueo estadounidense", asegura que sin el embargo Cuba habría crecido a un ritmo del 10% anual en la última década.