Última hora
euronews_icons_loading
Vista aérea de la erupción del volcán Whakaari

El martes (10 de diciembre), las condiciones meteorológicas inestables obstaculizaron la búsqueda de las ocho personas desaparecidas, que se teme estén muertas, tras la explosión del volcán Whakaari en una isla deshabitada de Nueva Zelanda. La Isla Blanca atrae cada año a unos 10.000 turistas.

Se ha confirmado la muerte de cinco personas. Una treintena han resultado heridas, veinte están graves.

Los aviones de rescate han sobrevolado la isla repetidamente y "no se han visto signos de vida en ningún momento", ha dicho la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern.