Última hora

Comenzar el año con un chapuzón en el Tíber es tada una tradición en Roma. Cuatro hombres se han lanzado este miércoles a las gélidas aguas del río desde el puente Cavour, a 15 metros de altura.

Un equipo de buzos de la brigada de bomberos de Roma ha vigilado de cerca a los "atrevidos bañistas" para actuar en caso necesario. Mujeres vestidas con trajes de navidad observaban el evento desde su bote de remos en el río.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.