Última hora
This content is not available in your region

Europa a la búsqueda de un plan de recuperación perfecto

euronews_icons_loading
Europa a la búsqueda de un plan de recuperación perfecto
Derechos de autor  Euronews   -   Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

A medida que se retoma la actividad y la emergencia sanitaria se calma, el objetivo se centra ahora en la recuperación económica. Y la imagen es sombría. Las previsiones para este año sugieren que el producto interior bruto de Alemania, el motor de Europa, caerá un 6,5% y el de Francia un 8,2%. España saldrá incluso peor parada, con una recesión del 9,4%, casi como Italia.

En cambio, en los países del este va algo mejor. En Polonia el PIB caería un 4,3%.

Ante esta recesión sin precedentes, la UE trabaja en la elaboración de un plan de recuperación a largo plazo, acorde a la escala de la crisis. Pero está resultando difícil ,dados los puntos de vista divergentes entre el norte y el sur, entre los estados miembros partidarios de la austeridad fiscal y los endeudados.

"Nadie tiene la culpa de esta crisis, ningún país es el culpable. Es algo que no se podía controlar. Ha afectado a muchos Estados miembros de manera significativa. Por lo que en este momento necesitamos coordinación y una respuesta solidaria, para eliminar las divisiones y dar respuestas a la crisis ", señala Pedro Marques, eurodiputado portugués.

Una solución franco-alemana

Francia y Alemania han ideado un plan de compromiso: un fondo de recuperación de 500.000 millones de euros, que recaudaría la Comisión Europea solicitando préstamos en los mercados de capitales. Lo que implica mutualizar la deuda. Un giro muy significativo que para algunos va demasiado lejos. Los Países Bajos y Austria siguen rechazando que ese nuevo instrumento se base en subsidios a fondo perdido.

"Tienen su punto de vista, siempre han sido claros en este sentido. Hay países que están vehementemente en contra de los argumentos de los nórdicos, si puedo decirlo de esa manera. Al final se trata de encontrar un compromiso entre estas dos posiciones. No ayuda seguir gritándose el uno al otro, diciendo yo tengo razón y tú estas equivocado. Ahora ha llegado el momento del compromiso", afirma Johan Van Overtveldt, eurodiputado y exministro de finanzas de Bélgica

El árbitro del encuentro será Charles Michel, el presidente del Consejo, y no lo tendrá fácil. Pero el plan franco-alemán ha abierto una nueva perspectiva.

"Creo que algo como esto debe salir adelante, ya sea con este o otro tipo de garantías. Hay muchas posibles soluciones técnicas, lo que falta es la voluntad política. Una vez se consiga, las soluciones técnicas encajarán", opina Rebecca Christie, analista visitante en el think tank Bruegel.

A Bruselas se le ha acusado de haber reaccionado con lentitud a la crisis. Ahora siente que debe liderar la recuperación. Una recuperación que Europa necesita desesperadamente y que no puede esperar.