Última hora
euronews_icons_loading
NO COMMENT | Los DJ llenan el vacío que deja la falta de público en el fútbol

"El desafío es acertar con las reacciones", cuenta Franklim Scheleger, el DJ que le pone sonido a los partidos en el estadio de Maracaná. El fútbol brasileño se juega sin público desde que estalló la pandemia del coronavirus.

Scheleger, de 29 años, actuaba como DJ en algunos eventos del club de Río de Janeiro y recibió la invitación para sustituir a la afición en los partidos en casa. "Me siento muy orgulloso de poder representar a la afición del equipo de mi corazón, es una sensación increíble, indescriptible", cuenta.

Ante la falta de público, los clubes brasileños han apostado por los DJ para llenar el vacío y ambientar los partidos. En el caso del Palmeiras, la tarea le corresponde a Marcos Costi, de 38 años, 'speaker' oficial del equipo de Sao Paulo. Para él, compaginar esa labor con la de DJ "fue algo natural".

"Cuando el Palmeiras ataca, aumento el volumen. En la tanda de penales de la final del Campeonato Paulista contra el Corinthians, cuando los rivales iban a rematar, subía el volumen para molestar de alguna forma", confiesa Costi al referirse a ese encuentro jugado el mes pasado, que terminó con victoria del 'Verdao' desde los once metros.

Ambos DJ destacan que ser hinchas del club que representan facilita las cosas a la hora de elegir el sonido ambiente.