Última hora
This content is not available in your region

La extradición de Valtònyc pendiente de una pregunta al Tribunal Constitucional belga

euronews_icons_loading
La extradición de Valtònyc pendiente de una pregunta al Tribunal Constitucional belga
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

La extradición del rapero español Valtònyc tendrá que esperar a que el Tribunal Consititucional belga se pronuncie.

El Tribunal de Apelación que debe decidir sobre su extradición a España ha formulado una pregunta al máximo órgano judicial: quiere saber si el delito de injurias contra la corona que se le imputa está amparado por la legislación.

"En Bélgica todavía tenemos una ley del 1800 según la cual insultar al Rey es un delito", explica Simon Bekaert, su abogado defensor. "Y ahora el juez pregunta al Tribunal Constitucional si este tipo de ley quiebra la libertad de expresión y quiebra los derechos fundamentales que garantiza nuestra Constitución y que garantiza la convención Europea sobre derechos humanos".

El cantante, cuyo nombre real es Josep Miquel Arenas, fue condenado en España a tres años y medio de cárcel por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona. Y en 2018 huyó a Bélgica para evitar ingresar en la cárcel.

Ahora quiere demostrar que en otros países sí se puede criticar a la monarquía, a lo que añade que el tiempo le ha dado la razón.

"Bueno, yo le he llamado ladrón, me han condenado por llamarle ladrón y al final es un ladrón", afirma Valtònyc.

Se refiere a que el rey emérito, Juan Carlos I, está siendo investigando por sus finanzas y por las presuntas comisiones que cobró por la construcción del AVE que lleva a La Meca, lo que le llevó a abandonar España y a instalarse en los Emiratos Árabes Unidos.

En lo que se refiere a la condena por enaltecimiento del terrorismo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ya dictaminó que España había utilizado incorrectamente la orden automática de extradición.

La entrega de Josep Miquel Arenas ya fue rechazada por la justicia belga en primera instancia. Pero la fiscalía belga recurrió. No se espera una decisión antes del 2 de diciembre.