Última hora
euronews_icons_loading
Paródica estatua de Jair Bolsonaro erigida por Greenpeace

Una estatua del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, emulando a Nerón, el emperador que vio arder a Roma mientras tocaba su lira, fue levantada por la organización Greenpeace en una zona devastada del Pantanal en protesta por la "negligencia" del Gobierno en la protección ambiental del país.

"Al igual que Nerón y su lira en la Roma incendiada, la loca melodía de abusos y desmanes del Gobierno de Bolsonaro simboliza el proyecto de destrucción que aviva el fuego en los principales espacios naturales brasileños", señala el comunicado de Greenpeace divulgado el viernes.

La estatua, de cuatro metros de altura, simula a la del emperador Nerón, pero tiene el rostro de Bolsonaro. Con una corona de olivos sobre su cabeza, una lira dorada en su mano izquierda, la efigie está cubierta con una piel de jaguar, el principal felino de América, también amenazado por el fuego.

Los incendios en el Pantanal, el humedal más grande del Planeta se han propagado un 200% entre enero y septiembre de este año, siendo los mayores registrados desde 1998 cuando comenzaron a analizarse los datos.