Última hora
euronews_icons_loading
Las escuelas de danza catalanas protestan por las restricciones de la COVID-19

Cientos de bailarines se congregaron en Barcelona el lunes para protestar por las restricciones del coronavirus. Estas han supuesto el cierre de las escuelas de baile de Cataluña

Vestidos de negro, los bailarines de flamenco, salsa, ballet, claqué e incluso hip-hop se sentaron en la plaza frente al edificio del gobierno regional catalán y presentaron diferentes bailes exigiendo que se les permitiera enseñar y practicar de nuevo de la misma forma que lo hacen los centros de educación obligatoria, las escuelas con estudios reglados y los centros de alto rendimiento de danza.

Contra la ruina del sector

"Esperamos que las autoridades puedan ver que el baile es saludable y que es lo que la gente necesita", dijo José Luís Vivar Vargas, que enseña salsa y bachata.

El palacio de la Generalitat de Cataluña ya había sido objeto de otra protesta contra las restricciones del virus el día anterior, cuando los manifestantes del sector de la restauración arrojaron pintura roja sobre su fachada histórica para simbolizar la sangría económica.

El lunes, algunas regiones españolas endurecieron aún más sus restricciones de movimiento, mientras el Gobierno nacional espera a ver si sus medidas encaminadas a frenar la propagación de la COVID-19 funcionan antes de tomar nuevas medidas.

Cataluña extendió otras dos semanas más su toque de queda nocturno y el cierre de bares, restaurantes y otros establecimientos.