Última hora
euronews_icons_loading
Filipinas trata de recuperar la normalidad tras el mortífero paso del tifón Vamco

El barro y los escombros han cubierto muchos pueblos de los alrededores de la capital filipina tras el paso de un tifón que causó una gran inundación y dejó, al menos, 39 muertos y una treintena de desaparecidos.

El tifón Vamco pasó al norte de Manila, entre las provincias de Bulacán y Pampanga, durante la noche del miércoles y la madrugada del jueves; derribó postes de electricidad y árboles y causó graves daños en viviendas. Miles de personas tuvieron que refugiarse en lostejados de sus hogares y debieron ser rescatadas, antes de que el nivel del agua descendiera. Miles de personas tuvieron que refugiarse en lostejados de sus hogares y debieron ser rescatadas, antes de que el nivel del agua descendiera.

Las autoridades recurrieron al uso de vehículos anfibio de asalto, normalmente utilizados en operaciones contra la insurgencia, para rescatar a gran partede los damnificados. Más de 350 000 personas fueron evacuadas a un lugar seguro; principalmente residentes que huían de las zonas costeras más vulnerables antes del paso del tifón.

Casi cuatro millones de hogares perdieron la energía eléctrica en la zona metropolitana de Manila y en las provincias periféricas. Algunos ya han recuperado los servicios y se espera que en un plazo de tres días, lo haga el resto. Las oficinas del Gobierno fueron cerradas y las clases de las escuelas públicas quedaron suspendidas el viernes.

Vamco azotó Filipinas tras el paso del tifón Goni, uno de los más potentes este año, que dejó más de 30 personas muertas, desaparecidos y dañó o destruyó en torno a 270 000 casas. Decenas de miles de personas siguen desplazadas.

Filipinas sufre el paso de por unos 20 tifones y tormentas tropicales cada año. Además, el país, tiene volcanes activos y se encuentra situado en una zona sísmica complicada, lo que le convierte en una de las naciones del mundo más propensas a los desastres.

Más No Comment