Última hora
euronews_icons_loading
Un comerciante llena su local de osos panda de peluche para protestar contra el cierre del mismo

Osos panda contra la crisis. El dueño de un restaurante en Frankfurt, Alemania, ha estado usando varios peluches de este famoso animal como una forma de protesta silenciosa contra el cierre de su negocio a causa del coronavirus.

Giuseppe Fichera reconoció que la idea era "una locura", pero después de que un amigo lo sugiriera decidió intentarlo: "Era una idea descabellada. Me la dio una buen amigo, dijo que el restaurante se veía tan triste, tan oscuro y vacío", cuenta el dueño del local.

Así que dicho y hecho: Giuseppe llenó su restaurante de peludos blancos y negros, todos ellos vestidos para una noche de fiesta, y el lugar cobró vida.

Fichera espera que el Gobierno alemán le proporcione algún tipo de ayuda financiera, pero no confía en que estos puedan cubrir completamente sus gastos.

Alemania, con un total de 1.006.394 casos de coronavirus registrados desde el comienzo de la pandemia, se encuentra a poco menos de un mes del llamado cierre "rompeolas" instaurado el pasado 2 de noviembre con los que hacer frente a la segunda ola de la pandemia. Una vez superada, Giuseppe y sus pandas esperan poder remontar, aunque sus compañeros deberán dejar sitio a los nuevos clientes...