euronews_icons_loading
Mujeres discapacitadas de Yemen superan la guerra y la COVID-19 para jugar al baloncesto

Ser mujer discapacitada y vivir en Yemen, un país destrozado por una guerra civil que ya dura más de siete años, no impiden que Tahani al-Omari practique su deporte favorito, el baloncesto.

Con su silla de ruedas, los obstáculos desaparecen, o casi, y pese al conflicto que enfreta a hutíes y suníes, el campeonato de baloncesto de Saná se lleva a cabo como si la guerra y la pandemia de COVID-19 no existiesen en este país que la ONU considera el más pobre de los Estados musulmanes.

Cinco equipos compiten en este torneo de la capital yemení, donde más que nunca el lema de Pierre de Coubertin, fundador de los Juegos Olímpicos modernos, se hace realidad: 'Lo importante es participar'.