Última hora
euronews_icons_loading
Con velas, en lugar de cerveza, en sus vasos, la procesión protesta en Praga de los restauradores

Luces para salir de la oscuridad en la que la COVID-19 ha sumido a bares, restaurantes y otros lugares de ocio.

En Praga, República Checa, cientos de manifestantes, algunos de ellos propietarios de bares y restaurantes que se quejan de las insuficientes ayudas estatales, salieron a las calles con sus vasos de cerveza vacios de alcohol pero iluminados con una vela.

El preludio del entierro temido de su sector de actividades con el decreto de cierre para intentar frenar la pandemia, que llegó justo antes de las Navidades.

Cons sus improvisadas palmátorias recorrieron en procesión las calles del casco antiguo de la capital checa, parándose en cada establecimiento cerrado cuya muerte pende del hilo del coronavirus.