Última hora
euronews_icons_loading
Vista aérea de una de las zonas inundadas en Australia.

Los habitantes del estado de Nueva Gales del Sur empezaron a limpiar el jueves tras las inundaciones sufridas en la costa este de Australia.

En la ciudad de Port Macquarie, voluntarios ayudaban a retirar los escombros y a limpiar las propiedades que se vieron gravemente afectadas.

Más al sur, en Sidney, algunos residentes se vieron obligados a subirse a los tejados al quedar sus propiedades sumergidas por las aguas. Victoria Dodds, de la Oficina de Meteorología del país, dijo que se había registrado un pico de inundación en varios lugares en las últimas 24 horas.

Sin embargo, subrayó que seguía existiendo un "riesgo elevado de inundación" en el estado. Los servicios de emergencia han realizado cientos de rescates desde que comenzaron las inundaciones en el estado la semana pasada. Al menos dos personas han muerto a causa de las inundaciones**.**