Última hora
This content is not available in your region

La jardinería casi un lujo en Reino Unido por el Brexit y la pandemia que dispararon los precios

euronews_icons_loading
La jardinería casi un lujo en Reino Unido por el Brexit y la pandemia que dispararon los precios
Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

A los británicos les encanta la jardinería, pero muchas de estas plantas vienen de viveros de países europeos con climas más cálidos.

"Este romero se cultiva en Italia, viene de nuestros proveedores italianos" -nos dice Boyd Douglas-Davies, director de British Garden Centres en este vivero de Kent.

En Gran Bretaña los minoristas de jardinería se enfrentan a una tormenta perfecta hecha de Brexit y pandemia

Boyd Douglas-Davies:

"Compramos muchísimas plantas de Europa, sobre todo de Países Bajos y Bélgica, pero también de Italia y Alemania. El principal impacto ha sido en el proceso de importación de plantas. Los trámites administrativos son una enormidad y eso está causando costes y retrasos en la importación también"

La demanda es el doble o el triple ahora debido a los tres millones de personas más que se han dedicado a la jardinería en el Reino Unido durante el confinamiento, en cambio la oferta ha disminuido un 50% en el último año.

Luke Hanrahan, reportero de Euronews en Kent:

"Este dianthus tiene que cultivarse en el continente europeo porque, francamente, el clima no es tan bueno en el Reino Unido. Viene Países Bajos y ahora cuesta un 20% más traerlo, lo que está causando un caos en los centros de jardinería."

Y es que cada hierba, flor, árbol o arbusto tiene su propio pasaporte europeo. Ese pasaporte ya no es válido en el Reino Unido

"Cada planta antes de cruzar el canal de la Mancha tiene que recibir un certificado fitosanitario, que tiene que acompañar a la planta en el Reino Unido. Además, ahora tenemos que cubiri un registro de plantas, en el que tenemos que notificar a las autoridades de aquí todo lo que traemos antes de que llegue a nuestras costas" -explica Boyd Douglas-Davies.

Hasta que se perfeccione el proceso importación de plantas a través de la frontera, los británcios aficionados a la jardinería tendrán que asumir el coste adicional de su amor por.las flores.